‘Jaque al reino’ en Madrid (crónica y fotos)

Ayer, cinco años después, pude regresar a Madrid con un libro nuevo. Y lo hice muy bien acompañado por la actriz Ana Labordeta y por la nueva Junta Directiva de la Casa de Aragón en Madrid, con su presidenta Elena Usan a la cabeza, puesto que la presentación de Jaque al reino supuso el arranque de la temporada de actividades de la Tertulia Joaquín Costa que dirige el vicepresidente Chusé Inazio Felices, a quien le correspondió abrir y moderar el acto.

Pudimos escuchar las primeras páginas del libro en la magnífica voz de Ana Labordeta, quien, a juicio de algunos lectores, encarnaría muy bien el personaje de la condesa doña Sancha. En su intervención Ana elogió la obra, destacando su capacidad para divulgar de forma atractiva acontecimientos históricos poco conocidos, de sorprendente modernidad, pero con un ritmo policiaco y una intriga que atrapa al lector desde el principio y, además, con un aroma monacal que le remitía a El nombre de la rosa. Tampoco se olvidó de señalar la creación de sugerentes personajes femeninos como los de la curandera Oria y doña Astrid, la dama de compañía de la condesa con sus habilidades inesperadas.

A continuación, tras agradecer a la Casa de Aragón por acoger este acto, a Ana Labordeta por su amabilidad y disponibilidad y a la editorial Doce Robles por especializarse en la Historia de Aragón y crear una colección específica sobre novela histórica, expliqué cómo me vi obligado a escribir esta novela precisamente por haber descubierto un personaje extraordinario como doña Sancha, que asumió un evidente protagonismo en un momento trascendental de nuestra Historia, cuando se consolidó el reino de Aragón y la conciencia colectiva de los aragoneses. Desvelé algunas claves de la obra: mi interés en documentar bien los contextos históricos de todos mis libros, la opción por recurrir a un monje detective (habitual en los thrillers medievales) como narrador, la necesidad de explicar cómo hace mil años los aragoneses ya veían los Pirineos como puente hacia Europa y no como muralla o frontera, o la posibilidad de crear una ruta por los escenarios de la novela siguiendo los pasos de doña Sancha o de fray Bernat de Artieda.

Tras las preguntas del público, terminamos la velada degustando un vino aragonés, mientras desenvainé mi emblemático boli verde para dedicar ejemplares de Jaque al reino a los asistentes. En suma, pude disfrutar de una estupenda jornada saludando a la comunidad aragonesa afincada en Madrid, reencontrándome con familiares, con antiguos compañeros de lucha política y con cómplices en la causa animalista y, por supuesto, conociendo a nuevos lectores muy interesados en lo que habían escuchado durante la presentación.

[Más fotos en el álbum correspondiente de Facebook].

 

Esta entrada fue publicada en Historia de Aragón, Jaque al reino, Literatura, Madrid. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s