«Aragón estuvo en la vanguardia de las reformas de la Cristiandad en el siglo XI». (Entrevista sobre ‘Jaque al reino’ en 20minutos)

El pasado lunes 20minutos publicó en su edición digital y en su edición de papel la siguiente entrevista que me hizo Adolfo Ortega coincidiendo con la presentación de mi novela Jaque al reino en Madrid. Aquí la tenéis.

Entrevista | Chesús Yuste: «Aragón estuvo en la vanguardia de las reformas de la Cristiandad en el siglo XI»

ADOLFO ORTEGA  | 20minutos.es | 23.05.2022

Chesús Yuste, escritor y exdiputado.
Chesús Yuste, escritor y exdiputado.

Conversamos con el escritor Chesús Yuste sobre su novela Jaque al reino,  protagonizada por un monje detective que debe hacer frente a una conspiración para asesinar a Doña Sancha Ramírez, hermana del Rey.  Doña Sancha fue una mujer extraordinaria que alcanzó mucho poder administrativo en el Aragón del siglo XI, cuando el reino se asentó, estableció alianzas internacionales y comenzó a expandirse. 

La nueva novela de Chesús Yuste es una intriga detectivesca en el Aragón del siglo XI«Sancho Ramírez contribuyó a crear la conciencia colectiva de los aragoneses»

La novela transcurre durante la época del Rey de Aragón Sancho Ramírez (1043-1094), ¿por qué eligió este período histórico?

Se dice que las novelas históricas suelen estar ambientadas en momentos de gran transformación y eso ocurre en este caso, porque Sancho Ramírez consolida el reino y contribuye a crear la conciencia colectiva de los aragoneses. Aragón está rodeado de enemigos muy poderosos como el Reino de Castilla, por el oeste; los condados de Urgel y Barcelona, por el este; y la taifa de Zaragoza empujando por el sur. La inteligencia de Sancho Ramírez y su hermana doña Sancha, la gran protagonista de la novela, les lleva a apostar por convertir los Pirineos en un puente y no en una frontera. Entablan buena relación con los poderes del sur de Francia y establecen una alianza estratégica con el Papado, algo que otorga a Sancho

Ramírez la condición de «Rey por la gracia de Dios», de la que carecía su padre Ramiro I al ser hijo ilegítimo. Aragón pasa en cuarenta años de ser un condado del Reino de Pamplona a ser un reino independiente del que va a depender Pamplona y comienza su expansión hacia el sur. El pequeño Reino de Aragón estaba sabiendo jugar su partida de ajedrez.

Hay muchas referencias en la novela al ajedrez, ¿existen similitudes de este juego de mesa con las estrategias de poder?

En la novela, el ajedrez sirve como elemento de representación del poder en la Edad Media y también serviría para las luchas de hoy en día. En el ajedrez hay que anticiparse a las consecuencias que tu jugada tendrá en el contrario. Hay que pensar con varias jugadas de anticipación y si logras hacer eso en política, consigues realmente llevar la iniciativa. Cualquier reflexión sobre el poder se entiende mejor apoyada en el ajedrez y Doña Sancha emplea el tablero para pensar y reflexionar en ese sentido.

«Me parece extraordinario que en aquella época una mujer acumulara tanto poder»

Doña Sancha de Aragón y hermanas Urraca y TeresaDoña Sancha de Aragón (en el centro) y sus hermanas Urraca y Teresa

Háblenos un poco sobre la personalidad de Doña Sancha, la hermana del Rey Sancho Ramírez.

Yo me lanzo a escribir la novela al descubrir fascinado a Doña Sancha Ramírez (1045-1097). Me parece extraordinario que en aquella época una mujer, por muy hermana del Rey que fuera, acumulara tanto poder. Sin embargo, su figura ha permanecido oculta. Al enviudar muy joven, en vez de volver a casarse Sancha se va a un convento como abadesa y desde ahí, desde esa libertad, se hace cargo de la administración, lo cual implicaba gestionar todos los bienes y donaciones que recibía. Posteriormente es nombrada administradora de otro monasterio… ¡de regla masculina! Una mujer al frente de un monasterio de hombres es un elemento bastante curioso. En 1082 se pone al frente del obispado de Pamplona, por lo que se ganó el apelativo de ‘obispa’, cosa que motivó cierto escándalo. Por otra parte, es muy sorprendente que en buena parte de los memoriales firmados por el Rey, apareciera al lado la firma de su hermana. Sancho y Sancha. La tesis que mantengo es que los dos gobernaron juntos. Entonces no había ministerios y se trataba de administrar los bienes del reino que se depositaban fundamentalmente en señoríos y monasterios. Esto tuvo continuidad cuando muere el Rey Sancho Ramírez y ella sigue firmando los documentos junto a la firma del sucesor, Pedro I.

El Rey Pedro Sánchez.

¡Efectivamente! Suelo hacer este chiste, porque los nombres de los reyes en aquella época se formaban con el apellido patronímico, así que el hijo de Sancho se llamaba Pedro Sánchez.

«En Aragón siempre ha existido la pulsión de mirar hacia el otro lado de los Pirineos»

¿Puede afirmarse que Aragón inició en el siglo XI una apertura hacia Europa, que abrió un camino de reformas y progreso?

Sin duda. Sancho Ramírez es un monarca reformista enfrentado a sectores involucionistas que veían con temor la llegada de eclesiásticos extranjeros y la renovación del rito litúrgico frente al rito mozárabe antiguo, que se empleaba en las comunidades hispano-visigóticas. Aragón es uno de los primeros lugares donde entra la reforma de Cluny, la política de grandes monasterios benedictinos y, por tanto, va a estar en la vanguardia de las grandes reformas de la Cristiandad. Por otra parte, el Fuero de Jaca reconoce el derecho de que personas extranjeras lleguen a montar sus negocios y eso provoca una gran eclosión de artesanos y hombres libres que convirtieron a Jaca en una ciudad importante, en la capital de ese pequeño reino montañés. En Aragón siempre ha existido la pulsión de mirar hacia el otro lado de los Pirineos.

'Sancho Ramírez de Aragón' (1854) de Manuel Aguirre y Monsalbe‘Sancho Ramírez de Aragón’ (1854) de Manuel Aguirre y Monsalbe

En la novela se producen enfrentamientos entre hermanos en el monasterio y enfrentamientos entre hermanos en la corte. ¿El poder eclesiástico y político tienen formas parecidas de ejercerse? 

La iglesia era un imperio dentro del imperio, o un estado dentro del estado y en aquel tiempo no había más ideología que la que aportaba la iglesia. En la novela queda muy claro que los cristianos no iban todos a una. El Rey de Castilla apoya a la taifa de Zaragoza en ciudades donde el Reino de Aragón está en litigio. También tropas castellanas luchan con los musulmanes frente a tropas aragonesas, en algunas ocasiones. El mundo de aquella época no era como nos lo han contado, sino mucho más complejo, con elementos de ‘realpolitik’ ajenos al discurso que se aceptó durante mucho tiempo.

«Las disputas de aquella época nada tienen que envidiar a las que pueda imaginar un guionista de ‘Juego de Tronos'»

¿Cómo eran las disputas entonces y cómo son ahora?

Está documentado el enfrentamiento entre el Rey Sancho Ramírez y su hermano García, el obispo de Jaca. Una disputa que no tiene nada que envidiar a lo que puede imaginar un guionista de Juego de Tronos. La amenaza del Rey a su hermano, que figura en los memoriales de la época es: “Si vuelves a poner los pies en el señorío de Alquézar te arranco los ojos de la cabeza”. ¡Es tremendo! Las luchas por el poder siempre existieron. Hace mil años se apuñalaban unos a otros físicamente, mientras que ahora basta con dar una rueda de prensa incendiaria y moverle la silla al líder. Cuando se publicó esta novela estaba reciente la defenestración de Pablo Casado. Las conspiraciones ahora son más diplomáticas, pero sigue habiendo heridos y muertos. La lucha por el poder es una ambición muy poderosa.

Imagen de Santo Cáliz en documental de productora Documentart faciliada por AVANImagen de Santo Grial depositado en la Catedral de Valencia (AVAN/ PRODUCTORA DOCUMENTART)

El personaje que investiga la conspiración y, en cierto modo, conduce la acción es el monje detective Bernat, ¿verdad?

El perfil de Fray Bernat de Artieda, que es un personaje de ficción, es el de un erudito nacido en un pequeño pueblo de Aragón, que había recorrido monasterios de toda Europa y regresó a Aragón a estudiar el Santo Grial. Recordemos que en 1083 llegó al monasterio de San Juan de la Peña el Santo Grial. El análisis científico de la pieza, que ahora se conserva en la Catedral de Valencia, indica que puede datarse en el siglo I, con lo que no es descartable que sea el auténtico. Ya en la primera página de la novela, Fray Bernat se encuentra accidentalmente con una conspiración para asesinar a Doña Sancha. Ahí arranca todo con bastante agilidad, buscando despertar el interés del lector en cada página. Podía haber escrito una novela histórica de 900 páginas planteando la vida cotidiana, pero mi estilo es otro y puedo llegar mejor al lector planteando la novela en un tono más ligero y ágil, añadiendo elementos de misterio que enganchen al lector. Luego hay otros personajes secundarios como Oria, una curandera en la época en que aún no existía la caza de brujas; o Doña Astrid, una dama normanda que acompaña a Doña Sancha y personifica la relación con los reinos del resto de Europa. Mis novelas suelen ser corales y creo que la Historia la hacen los secundarios. Los peones cumplen una función muy importante.

«Antes de ‘El nombre de la rosa’ hubo otras muchas novelas de monjes detectives»

¿Cuáles son sus referentes en la novela policíaca? 

Mi estilo está vinculado a la novela mediterránea de autores como Vázquez Montalbán, Andrea Camilleri y Petros Márkaris. Camilleri es un maestro combinando la intriga de un caso criminal con elementos de crítica social, humor y algunos apuntes de gastronomía o erotismo. Este tipo de cosas han guiado mis novelas irlandesas y también la de Asesinato en el Congreso. Hay otras novelas de monjes detectives que me han inspirado de algún modo. Todo el mundo habla de El nombre de la rosa de Umberto Eco, que es una obra maestra, pero antes hubo otras novelas de monjes detectives como las de Fray Cadfael, que es un benedictino galés del siglo XII, escritas por Ellis Peters. También está la monja irlandesa del siglo VII, Sor Fidelma, del escritor Peter Tremayne.

Real Monasterio de San Juan de la Peña (Aragón, España)Real Monasterio de San Juan de la Peña (Aragón, España)

Para acabar la entrevista, regresemos al monasterio de San Juan de la Peña donde se sitúa buena parte de la acción, ¿qué importancia tuvo en la historia de Aragón? 

En el Monasterio de San Juan de la Peña se oficia en 1072, por primera vez en España, el nuevo rito romano impuesto por el Papa para toda la Cristiandad. Los restos de Doña Sancha, así como los de su padre, Ramiro I, los de su hermano Sancho Ramírez y su sobrino Pedro I, se encuentran en un panteón real inaugurado en 1083. El Monasterio Viejo es un lugar absolutamente recomendable para visitar, sobre todo por la magia de encontrarse una pequeña iglesia excavada en la roca de la montaña. Es sobrecogedor ¡Eso no hay catedral que lo supere! Espero también, de este modo, atraer al turismo a las tierras del viejo Aragón.

Esta entrada fue publicada en Entrevista, Historia de Aragón, Jaque al reino, Literatura. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: