«En los momentos de cambio, siempre surgen historias apasionantes». (La presentación de ‘Jaque al reino’ en Jaca, en El Pirineo Aragonés)

El Pirineo Aragonés, en su edición de esta semana, adelantada al 13 de abril, publica esta crónica del acto de presentación de Jaque el reino que tuvo lugar el sábado anterior en la ciudad de Jaca.

Domingo J. Buesa y Ana Segura arroparon a Chesús Yuste en la presentación de Jaque al rey, una novela histórica y de intriga ambientada en la época de Sancho Ramírez

“En los momentos de cambio, siempre surgen historias apasionantes”

[Pulsad en la imagen para descargar la página en PDF].

E.P.A.- El Casino Unión Jaquesa se ha convertido en los últimos tiempos en uno de los principales centros de actividad cultural de la localidad, donde tienen lugar gran parte de las presentaciones de las novedades literarias relacionadas con el territorio. La más reciente fue este sábado, una novela histórica y de intriga del escritor y político aragonés Chesús Yuste, titulada Jaque al reino y que ha sido editada por Doce Robles, sello que se ha especializado en rescatar y novelar episodios relevantes de la historia de Aragón.

La presentación de Jaque al reino –de cuyo contenido se habló ampliamente en la entrevista que El Pirineo Aragonés dedicó al autor en la edición del pasado viernes 8 de abril– congregó a numeroso público y contó con la presencia del historiador y escritor Domingo J. Buesa Conde y la periodista jaquesa Ana Segura (Aragón Radio), además de Chesús Yuste.

Ana Segura se detuvo en la figura de la condesa Doña Sancha, uno de los personajes históricos que forman parte de esta novela ambientada en el reinado de Sancho Ramírez, en torno al año 1083. Contradiciendo las normas canónicas de la época, la condesa, hermana del rey e hija de Ramiro I, fue una mujer muy avanzada para la época, desempeñando funciones que no eran habituales para una mujer. Además de llegar a ser la máxima responsable del obispado de Pamplona, se ocupó de los asuntos del reino en ausencia de su hermano y de la educación de los futuros reyes aragoneses Pedro I y Alfonso I. “Cómo pudo ser que en el siglo XI una mujer que no era esposa ni madre de reyes tuviera tanta importancia”, se preguntó Ana Segura, cuando el papel de las mujeres de la realeza en aquella época “era el de ser meras piezas de ajedrez”. “No existían por sí mismas, sino por lo que representaban” y estaban al servicio de los intereses y de los pactos matrimoniales de las dinastías que entonces se repartían el poder. Como explicó posteriormente Domingo Buesa, el hecho de que Doña Sancha se quedara viuda a los 20 años, dos después de contraer matrimonio con el conde Ermengol III, le permitió alcanzar un sentido de independencia que únicamente se podía lograr a través de la vida monástica, una autonomía que para una mujer era impensable si no se apoyaba en la fuerza colegiada de la comunidad sagrada.

Buesa, que no conocía personalmente a Yuste hasta esta presentación, habló de las aficiones comunes, entre las que destacó su “pasión por Sancho Ramírez” y el hecho de haber publicado obra en Doce Robles, una editorial que “está haciendo una labor impagable abriendo el camino a la novela histórica [de temática aragonesa] y al conocimiento de nuestra historia e identidad”, en un tiempo de revisionismo y tergiversación del pasado con fines políticos interesados, enfatizó.

“Chesús y yo compartimos la idea de que la política es temporal y la literatura es permanente”, señaló Buesa antes de avanzar algunas de las claves para entender la novela y el contexto histórico en el que se desarrolla.

Es una obra que “invita a reflexionar sobre los orígenes de la historia de Argón” y que ahonda en la intrahistoria, a través de los personajes comunes sobre los que recae gran parte de la trama. “Ese es uno de los grandes aciertos de esta novela –apuntó–; otro, el haber elegido a un rey como Sancho Ramírez, el hombre que entendió la forma de crear un reino de la nada”, un monarca que conocía a su gente y su tierra y que, a partir de ahí, supo construir un estado que “fue un proyecto de libertad”, gracias a que fue capaz de ganarse “la voluntad de sus súbditos”.

Otro de los aciertos de Jaque al reino, según Buesa, es que lector encontrará en sus páginas la sensación de “estar viviendo una época que merece la pena vivir”.

Doña Sancha, el principio de todo

Chesús Yuste reconoció al principio de su intervención que el punto de partida de este libro fue el descubrimiento de una figura histórica de gran calado como fue Doña Sancha. El interés de querer conocer más sobre ella, le animó a investigar y ahondar más sobre su persona y lo que representó durante el reinado de Sancho Ramírez. “Es un personaje que me pareció extraordinario por el poder que acumuló en un periodo tan masculino como la Edad Media y por la forma en que aparece, firmando en nombre del rey, algo anómalo en la época, siendo también nombrada obispa, una circunstancia que seguro que tuvo que provocar conflicto, sobre todo con la Iglesia”.

El autor aseguró que el último tercio del siglo XI en Aragón “es un tiempo de cambio entre el mundo viejo y el nuevo que nace”, representado por Sancho Ramírez, y son, precisamente, estos momentos de transformación, donde “siempre surgen historias apasionantes” que merece la pena novelar. Yuste recordó la visión y necesidad que tuvo Sancho Ramírez de alinearse con Roma para construir y consolidar un pequeño reino en las montañas pirenaicas, unos hechos que “convierten a este periodo en una época muy interesante”.

Jaque al reino “es una obra divulgativa que permite contar una parte de la historia de Aragón que se nos ha ocultado” y, para ello, se sirve de “personajes menos conocidos”, dijo el autor. “Hay una parte de historia real y otra de ficción”, en la que la función del escritor es la de “ir rellenando los huecos” para tejer y ambientar la trama. “Pero, ante todo, el objetivo es que sea un libro que divierta y entretenga, que sirva para conocer una parte de nuestra propia historia”, comentó Yuste, para finalizar diciendo que, “a pesar de que ya han pasado tantos siglos desde entonces, la historia ha cambiado poco”.

Esta entrada fue publicada en Historia de Aragón, Jaque al reino, Literatura. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s