Dedicando ‘La memoria de la turba’ en tiempos de pandemia

Innisfree

Ayer fue un buen día. Con cien días de retraso, La memoria de la turba ha despegado por fin. Qué ganas tenía de regresar a las librerías, de volver a saludar a los lectores y de gastar de nuevo los bolígrafos verdes. Fue un inmenso placer reencontrarme con tanta buena gente, codo con codo. Ya era hora. Muchas gracias a todos los que se acercaron a verme y a que les dedicara el libro,  a pesar de la tormenta, y por supuesto a todos los amigos de Librería París. Ahora vamos a intentar recuperar el tiempo perdido. La pandemia me debe una presentación y un 23 de abril. A ver cómo lo hacemos. ¡Vivan los libros!

Ayer estrené la promoción de un libro en tiempos de Covid-19. Con mascarilla e incluso con guantes. Y sin estrechar la manos ni abrazar a los amigos. Reconozco que se hizo raro, pero…

Ver la entrada original 22 palabras más

Esta entrada fue publicada en Irlanda, La memoria de la turba, Literatura, Zaragoza. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s