#AsesinatoenelCongreso, reseñado en LibrosLocuras

En el blog literario Libros Locuras, editado por la lectora zaragozana Mares, se acaba de publicar esta reseña de Asesinato en el Congreso:

«Tres novelas perfectamente entrecruzadas»

ChY FLHU en DAA 31-5-17Excepto Manuel Vázquez Montalbán, que yo recuerde, ha habido pocos escritores españoles que ambientasen sus novelas negras en un entorno político. Pero además Chesús Yuste, hace que sus “asesinatos” se produzcan en el Congreso de los Diputados de la Carrera de San Jerónimo. Se supone que uno de los edificios más seguros de toda Europa.

La novela me ha gustado mucho. Aunque en realidad parecen tres novelas perfectamente entrecruzadas. Por una parte, es una novela sobre la vida cotidiana de un político de a pie en el Congreso. Aprovechando la irrupción de los grupos surgidos durante el 15M, aparecen diputados muy jóvenes, a los cuales el triunfo parece que les ha cogido un poco de sopetón. Este es el caso de la joven Nora. Idealista, apasionada y comprometida en su nuevo y temporal trabajo. Nora se ve atrapada casualmente por la investigación del asesinato, pero además, tiene que dedicar su tiempo a reuniones, comisiones, interpelaciones, presentaciones de leyes, críticas al gobierno e intrigas partidarias. A pesar de todo eso, sacará tiempo para el amor y también para viajar por su provincia y estar al tanto de los problemas de sus electores.

Él es un periodista, un poco mayor que ella pero muy atractivo para casi todas las mujeres que salen en la novela (después hablaré de esto). Es Bruno y también se encargará de la investigación del asesinato. Es originario de Sobrarbe y también es un poco inocente. Y digo que es un poco inocente porque todas las mujeres con las que se cruza se lo quieren follar y eso le pone nervioso e incluso le hace sonrojarse. No sabría muy bien definir qué es lo que pretendía el autor, pero casi todas las mujeres treintañeras que salen en la novela, tienen unas ganas inmensas de follar con Bruno (¿cierto tufillo machista o es que yo soy muy malpensada?)

El comisario Robles, iniciará su investigación por otro camino. Desde mi punto de vista, el comisario Robles está muy desaprovechado como personaje y espero que el autor le retome para otra novela. Si algo no me ha gustado de esta trama es que ambas investigaciones tardan bastante en confluir (la novela tiene 500 páginas). Aunque, la presencia del comisario se justifica también por la investigación de los ataques cometidos por Guy Fawkes, el de la máscara de V de Vendetta.

Este vengador justiciero (o vengadora o ambos) realiza unos ataques de lo más escatológicos. Rocía con mierda o sangre a un banquero; secuestra durante unas horas a otro y, en realidad, se dedica a poner en jaque a la policía y a poner en evidencia a unos años de matrimonio perfecto entre política y corrupción que no debían haber existido y cuyas consecuencias todavía estamos pagando. ¡ah, y también aparece el procés! El jodido procés.

El tono de la novela no es en absoluto trágico, pero sí es muy contundente. Tiene como contrapunto manifestaciones absolutamente genuinas del socarrón humor aragonés. Los ejemplos más significativos de esto son los nombre de algunos personajes: Roderic Pato (Rodrigo Rato), Rodríguez Gallardo (Ruiz Gallardón) o Mariano Rajón (Mariano Rajoy). Pero por debajo de ese humor aragonés contenido queda la amargura por comprobar que el caciquismo eterno siempre está dispuesto a reaparecer. El poder que manda sin presentarse a elecciones; el poder que sólo busca enriquecerse y que tiene una cara amable que seduce.

En medio de esta crónica política del día a día del Congreso y de la crónica sociológica de los movimientos surgidos en el 15M, se comenten dos asesinatos brutales en el Congreso definido por Chesús Yuste como un microcosmos, una pequeña ciudad, donde hay de todo, bueno y malo. Es una novela que sigue la estela de la novela negra mediterránea de Andrea Camilleri, Petros Márkaris o Vázquez Montalbán (homenajeado también en el título). En un encuentro con el autor, reconoció que había elegido a una mujer como protagonista porque las mujeres somos el único segmento de la población española que ha podido resistir (más o menos) la mayoría aplastante de Mariano Rajón del PP. No sé, creo que exagera. Pero en lo que no exagera es en la trama. Baste decir que parte de la intriga política está en la posibilidad de que los grupos de presión legislen en su propio beneficio sin que los propios legisladores se den cuenta y amenacen con la creación de un “Guantánamo jurídico”. Como Chesús Yuste es un político con memoria nos recordó que ese guantánamo jurídico no es sólo una posibilidad, en el Parlamento aragonés fue una realidad. Lectura muy recomendable.

Esta entrada fue publicada en Asesinato en el Congreso, Literatura. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s