#AsesinatoenelCongreso en Zaragoza (crónica y primeras fotos)

C8Gpb9KWsAAcz6O

Ayer se presentó en sociedad mi novela Asesinato en el Congreso. Y debo empezar dando las gracias tanto a los responsables del IAACC Museo Pablo Serrano que cedieron el espacio como a los asistentes que llenaron la sala acristalada, Y especialmente a quienes me acompañaron en la mesa: mis amigas Ángela Labordeta y Cristina Monge, que glosaron el libro hasta descubrir aspectos y lecturas a las que ni yo mismo había llegado. En los próximos días subiré los textos con los que ambas convencieron al público de las bondades de este libro. Y también las fotos que buenos amigos hicieron ayer.

present zgz 1

Por mi parte, compartí con la audiencia que la experiencia de estar en el Congreso de los Diputados me había permitido ser testigo en primera fila de la crisis social, económica y también política que caracteriza la España de estos años. Para quienes entendemos la política como un servicio a la gente, el parlamento te permite ver y palpar el sufrimiento de una sociedad empobrecida y despojada de derechos por la crisis, pero también por las políticas de austeridad. Para un escritor, esa experiencia es una fuente inagotable de inspiración. Por eso, no podía dejar escapar ese escenario.

Hemos vivido acontecimientos extraordinarios durante estos años, hechos inverosímiles, que nadie creería si pretendiéramos contarlos en un reportaje periodístico o un ensayo. Por eso, me decanté por la ficción. Solo así podemos entender mejor, digerir mejor una realidad como la de estos días. ¡Un año de cárcel por un chiste! Y no en Irán, sino en la España de Rajoy. Increíble, vergonzoso, escandaloso, disparatado… Y esa ficción tenía que ser novela negra, porque es el género que mejor nos permite reflejar la realidad de nuestra sociedad y, sobre todo, lo que la sociedad esconde debajo de la alfombra. La novela negra es la novela social de nuestro tiempo, como he dicho muchas veces.

Pero Asesinato en el Congreso no es solo una novela negra, pretende ser mucho más. Existe una trama policíaca, por supuesto. Una joven diputada y un veterano periodista encuentran una pista que les conduce a investigar el asesinato de un diputado cometido dentro del Congreso en día de pleno. Pero hay otro plano narrativo donde se puede seguir la vertiginosa vida de un parlamentario en Madrid, sobre todo de los grupos minoritarios, obligado al don de la ubicuidad muchas veces, corriendo de comisión en comisión cuando le coinciden varias de sus iniciativas en una misma tarde. Y por encima de ambos planos, encontramos una cruda radiografía de una sociedad golpeada por la crisis socioeconómica y decepcionada por el agotamiento del sistema político emanado de la Transición. Una novela coral, con protagonismo colectivo, donde no solo son protagonistas quienes investigan el crimen, sino también la gente que defiende sus derechos, que se manifiesta, que planta cara a los desahucios… y quienes les ponen voz en el Congreso. Muchos lectores se reconocerán a sí mismos entre los personajes de este libro.

cola para firmar (ajustada)

Para finalizar saqué mi bolígrafo de tinta verde para escribir las dedicatorias a esa larga fila de lectoras y lectores que desfilaron con sus ejemplares bajo el brazo. No hay nada como el contacto directo entre el autor y su público. Muchas gracias a todos.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Asesinato en el Congreso, Literatura, Zaragoza. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s