Escocia se cita con la Historia

scottish-flag

El próximo 18 de septiembre el pueblo escocés está llamado a las urnas para decidir sobre su independencia o su continuidad en el Reino Unido, 307 años después del Acta de Unión. Better Together (mejor juntos) dicen los partidos unionistas (Conservador, Laborista y Liberal-demócrata) frente al Yes Scotland (Sí Escocia) que dice el gobernante Scottish National Party (SNP) del Primer Ministro Alex Salmond. Las encuestas vienen pronosticando una victoria del No, aunque el Sí está creciendo a lo largo de la campaña acortando distancias. Dada su actualidad, me permito recomendaros un artículo que escribí hace siete años para ‘El Ebro. Revista de Pensamiento Aragonesista’ titulado “Escocia se enfrenta a su historia (1707-2007)”. [Podéis descargarlo en PDF en este enlace.]

En este artículo de 22 páginas repaso las líneas fundamentales de la historia de Escocia: cómo se construyó la nación escocesa en la Edad Media, cómo se gestó la Unión con el Reino de Inglaterra, qué ocurrió en 1707, cómo sobrevivió la voluntad de ser de la nación escocesa a lo largo del tiempo, cómo se desarrolló el Scottish National Party desde la marginalidad hasta llegar a gobernar en solitario su nación en la actualidad… Espero que este artículo pueda contribuir a analizar y comprender las decisiones que, en uno u otro sentido, van a adoptar los ciudadanos y ciudadanas de Escocia.

No queda lejos 1999, cuando en pleno proceso de descentralización política (que en el Reino Unido se considera una auténtica Devolution) impulsado por el gobierno laborista de Blair, Escocia recuperó su Parlamento en Edimburgo, que había perdido en 1707. Trescientos años después, los escoceses eligieron un gobierno nacionalista con vocación de recuperar la independencia del viejo reino. Con más de cinco millones de habitantes y una superficie de 78.772 kilómetros cuadrados, ¿podrá convertirse en el 28º estado miembro de la Unión Europea? Con un tamaño como el de Chequia y tan poblado como Finlandia, Escocia anda por mitad de la tabla en el ranking de la UE: cuenta con más población que ocho estados miembros, más extensión territorial que doce estados y un PIB mayor que otros doce. Resulta evidente que hay estados independientes dentro de la Unión Europea, plenamente viables, que son más pequeños, menos poblados y más pobres que Escocia. Sin duda, el petróleo del mar del Norte es enarbolado por los nacionalistas escoceses como la más evidente garantía de la viabilidad de una Escocia independiente: “It’s Scotland’s oil” (“¡El petróleo es de Escocia!”), proclaman desafiantes ante Londres. Sin embargo, a pesar del crecimiento electoral del Scottish National Party, que gobierna con mayoría absoluta desde 2011, las encuestas parecen coincidir en que los escoceses prefieren la autonomía dentro de la Unión a la independencia. En cualquier caso, ¡qué suerte tienen los escoceses que pueden ejercer su derecho a decidir! ¿Qué dirán el 18 de septiembre?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Europa, Internacional, Memoria histórica. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Escocia se cita con la Historia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s