Defendiendo la moción contra la despoblación en Teruel, Soria y Cuenca (la transcripción)

Moción del G.P. IU, ICV-EUiA, CHA: La Izquierda Plural, sobre la política del Gobierno en relación con el reconocimiento de las provincias de Teruel, Soria y Cuenca como zonas escasamente pobladas dentro de la Unión Europea, con objeto de recabar las ayudas que los fondos estructurales y el Fondo Social Europeo prevén para las zonas con esa problemática. (Pleno, 25/06/2014).

El señor YUSTE CABELLO: Muchas gracias, señor presidente.

Señorías, decíamos ayer… ¡Ah! no,  fue el 28 de mayo, hace casi un mes, cuando tuve la oportunidad de interpelar al ministro de Hacienda y Administraciones Públicas sobre la necesidad de poner en marcha una política contra la despoblación específicamente destinada a las provincias de Soria, Teruel y Cuenca, los tres territorios con menor densidad demográfica y que han sido objeto de estudio por la Unión Europea. El documento «Especificidades geográficas y potenciales de desarrollo en Europa» ha estudiado un área del Estado español con una densidad de 10,79 habitantes por kilómetro cuadrado, correspondiente a los territorios de las provincias de Soria, Teruel y Cuenca, con características de auténtica catástrofe demográfica. El documento describe debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades. La gente de estas provincias supone que si la Unión Europea se ha dedicado a estudiar la singularidad territorial y demográfica de este territorio será por algo; será para fundamentar la puesta en marcha de una política contra la despoblación en los Estados del sur de Europa. Sin embargo,  ese estudio hasta el momento no ha tenido ninguna traducción directa, frustrando las expectativas  de los habitantes de Soria, Teruel y Cuenca.

Mediante esta moción que tengo el honor de defender hoy exijo a la Unión Europea una política contra la despoblación a partir de las conclusiones del citado estudio, como han venido reclamando las organizaciones empresariales de las tres provincias, esto es,  reconociendo a los territorios de Teruel, Soria y Cuenca como zonas escasamente pobladas y, por lo tanto, objeto de recepción de ayudas de los fondos estructurales y del Fondo Social Europeo, al igual que ocurre con  las zonas escasamente pobladas de los países escandinavos.

El señor Montoro me dijo en el debate de la interpelación que no había convencido a la Comisión Europea y añadió que habría una revisión en el año 2016. Sigamos presionando un par de años más para que ese objetivo que se están planteando en estas provincias pueda ser realidad en 2016. En mi tierra sabemos que no hay que rendirse nunca antes de hora; por lo tanto, creo que ese objetivo debería apoyarlo también el Gobierno secundando esa reivindicación de las tres provincias. También pedimos en nuestra moción que el Gobierno español apoye a las confederaciones empresariales de estas tres provincias que están realizando gestiones ante las instituciones europeas precisamente estos días: ayer, hoy y  probablemente mañana.

Ese es el plan A. Nosotros venimos a esta Cámara con un plan A, pero también con un plan B. Si no sale adelante el plan A, si Europa no aporta fondos específicos para la despoblación en estas zonas de la España interior, habrá que poner en marcha un plan B que voy a explicar a continuación.

Proponemos que de los fondos europeos adjudicados al Estado español para el septenio 2014-2020, que aún no han sido distribuidos entre las comunidades autónomas, se destine un 20% al menos a financiar la Inversión Territorial Integrada que constituyan las provincias de Teruel, Soria y Cuenca para hacer frente al desafío de la despoblación. Según los informes que nos ha facilitado la CEOE, faltan por distribuir 16.000 millones de euros, y supongo yo que al ministro de Hacienda le encantará que mi grupo parlamentario esté trabajando codo con codo con la patronal de estas provincias para sacar adelante estas propuestas. El 20% de esa cifra pendiente de distribuir a las comunidades autónomas supondría unos 3.000 millones de euros; es decir 1.000 millones de euros para cada provincia. Imagínense ustedes lo que se puede hacer con 140 millones de euros cada año a lo largo de siete años. Eso sí que es un plan de choque. Imagínense lo que se puede hacer con esas cifras en un periodo de siete años en unas provincias como Soria, como Teruel, como Cuenca. Eso sí que sería un plan de choque; un plan de choque con inversiones en infraestructuras, en comunicaciones, en atracción de empresas, en proyectos dinamizadores de la actividad económica, poniendo en valor los recursos endógenos: la agroalimentación, lo forestal, las energías renovables, el turismo sostenible, etcétera. Y les recuerdo, cuando hablamos de déficit de infraestructuras, que Teruel sigue siendo hoy en día la única capital de provincia que continúa sin conexión ferroviaria directa con Madrid; la única.

Permítanme por tanto que señale especialmente al ministro de Hacienda y Administraciones Públicas -que espero que sus compañeros de grupo se lo trasmitan así- que esta propuesta, la de los 1.000 millones de euros por provincia para el periodo 2014-2020, este diputado la elaboró junto con el presidente de la CEOE en la provincia de Teruel, que a su vez estaba en conexión con sus homólogos de Soria y de Cuenca. Sé que este detalle conmoverá al ministro y terminará de convencer al Grupo Popular.

Concluyo ya, señor presidente. Permítame unos segundos para despedirme, ya que probablemente es esta mi última intervención en el Pleno. En cumplimiento de los acuerdos electorales entre Chunta Aragonesista e Izquierda Unida, en la coalición La Izquierda de Aragón, voy a dimitir la próxima semana para ser sustituido por el número dos de la candidatura. Han sido treinta y un meses apasionantes, vertiginosos, y me siento muy orgulloso de haber podido representar al pueblo aragonés en las Cortes Generales. Ha sido un honor recoger el testigo de José Antonio Labordeta, tengo que decirlo aquí, y también me siento muy orgulloso de haber estado trabajando en el grupo de La Izquierda Plural. Creo que hemos hecho historia en esta legislatura. Sin más, quiero dar las gracias a todos los diputados con los que he coincidido en los debates, en los acuerdos y en los disensos, en ponencia, en Comisión y en Pleno a lo largo de estos treinta y un meses. Ha sido desde luego una experiencia increíble.

Muchas gracias. (Aplausos).

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Yuste.

Como presidente del Congreso, y en nombre de todos los diputados, quiero darle las gracias por su esfuerzo en estos meses, declarándole que ha sido una satisfacción compartir el escaño con su señoría.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actividad parlamentaria, Economía, Europa, Territorio, Teruel. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s