En defensa de las librerías (mi intervención)

Intervención del Diputado de CHA (La Izquierda de Aragón) Chesús Yuste, portavoz de cultura del G.P. La Izquierda Plural, presentando la proposición no de ley sobre un plan de medidas en defensa de las librerías. (Comisión de Cultura, 11/06/2014).

Sr. Presidente, Señorías:

Dice un poema de Inma Luna:
«Son estos libros los que te harán dudar,
no hay más sabiduría que cuestionarse el mundo,
explorar en sus grietas.
El estante palpita,
escucha su resuello.
Sigue leyendo ahora,
salpícate de vida.»

Esta tarde vamos a hablar de los libros y de las librerías, esos estantes que palpitan. Si un país se mide por su cultura, nadie puede dudar que las librerías son elementos esenciales en el desarrollo y en la evolución de la sociedad. Las librerías son más que comercios: son agentes culturales que dinamizan las ciudades y que están fuertemente implicadas en el fomento de los hábitos de lectura. Son lugares implicados en la vida cultural de la ciudad, que contribuyen a fortalecer los barrios, ayudan a generar empleo y colaboran con la economía local.

Pero uno de los sectores culturales que con más virulencia está sufriendo la crisis es, precisamente, el de las librerías. La caída del consumo, favorecida por la destrucción de empleo, la devaluación de salarios y los recortes en prestaciones y pensiones, está generando una caída de los ingresos en las librerías de entre un 40 y un 50 %.

Las librerías son un vehículo indispensable para divulgar el capital intelectual del país y hacer llegar la creación literaria hasta el lector. Las librerías son el último eslabón de una cadena que empieza con la creación y acaba con la venta del libro. Si desaparecen, cae detrás la industria editorial por completo. Por eso, estados como Francia y Alemania han presentado planes específicos para el apoyo de las librerías, dotando de presupuesto a una línea de ayudas específico para ellas y creando las condiciones necesarias para favorecer su fortalecimiento.

Sin embargo, en España la mayoría de las librerías son pequeñas y medianas y su facturación depende del libro escolar. Y en general sufren problemas específicos de competencia desleal, de vulneración del precio fijo por multinacionales extranjeras (que ni siquiera tributan a la Hacienda española), de falta de crédito, etc.

En este contexto de crisis, estamos asistiendo al cierre de librerías emblemáticas, unas que han sido referencia durante décadas y otras, aunque con menor recorrido, han sido relevantes por su actividad de promoción cultural: Rumor, La Regenta o Fuentetaja en Madrid, Catalonia en Barcelona y Robafaves en Mataró, El Pequeño Teatro de los Libros en Zaragoza y Donde los Libros en Calatayud, Escarvajal en Cartagena o Rayuela en Valladolid, por citar algunos ejemplos.

Ante esta realidad los poderes públicos tienen que dar un paso adelante y asumir compromisos ante el sector librero. Hace falta poner en marcha cuanto antes un Plan de defensa de las librerías, elaborado por el Gobierno junto con los representantes del sector, la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros (CEGAL). Ese es el objetivo de la iniciativa que defendemos hoy.

Y queremos que ese Plan, al menos, incluya las siguientes medidas:

1) Recuperar el papel de la librería como espacio de gestión cultural y el papel del librero como prescriptor y mediador cultural.

2) Crear un sello de calidad para las librerías que actúen como motor cultural de su entorno, lo que les permitiría acceder a ciertas contrapartidas: homologación como proveedores para las administraciones públicas, ventajas fiscales, acceso a subvenciones y líneas de crédito…

3) Desarrollar la Ley del Libro para regular la venta de libros y evitar la competencia desleal.

4) Elaborar con el sector un código de buenas prácticas que garantice el cumplimiento de la exigencia del precio fijo, así como incluir sanciones en la legislación en caso de incumplimiento.

5) Revisar la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas, para que los concursos públicos de adquisición de libros contemplen la singularidad del precio fijo y único del libro, y en consecuencia impidan que los pliegos contengan propuestas de mejoras a la oferta que alteren esa condición.

6) Dotar de forma suficiente una línea de subvención para librerías que permita la acometida de inversiones, como para la informatización del negocio, etc.

7) Dotar de forma suficiente una línea de crédito del ICO específica para librerías.

8) Dotar de forma suficiente a las bibliotecas públicas y escolares para actualizar sus fondos bibliográficos a través de las librerías.

9) Ampliar los planes de fomento de la lectura y poner en marcha campañas de promoción y marketing institucional que incidan en la visita a las librerías, con el apoyo de las organizaciones del sector, incluidas las empresas editoras.

Concluyo ya: Las librerías forman parte de nuestras vidas. Allí encontramos siempre sabios consejos sobre literatura y algunas cosas más. En esos estantes que palpitan hemos encontrado los libros que nos han ayudado a crecer, a madurar o a soñar. En las librerías hemos llegado a conocer a nuestros escritores favoritos y algunos hasta hemos llegado a presentar nuestros propios libros. Y ahora que una tras otra van echando la persiana, que van cayendo como soldados en el campo de batalla, no podemos mirar para otro lado. Ayudemos al sector a levantarse y a afrontar nuevos desafíos. Sin librerías no habrá agentes culturales en nuestras ciudades y pueblos. Por eso, pido el voto favorable a esta iniciativa.

Puedo adelantar que, en torno a la enmienda del Grupo Popular, estamos trabajando en una transacción que ojalá concite la unanimidad de la Comisión y que ojalá permita ayudar a las librerías en la grave situación que atraviesan.

Muchas gracias.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actividad parlamentaria, Cultura, Literatura. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a En defensa de las librerías (mi intervención)

  1. Juancho Pons dijo:

    Muchas gracias, soy librero y Aragonés, y no podría estar más orgulloso y emocionado. Un abrazo.

  2. Pingback: ¿Defender a todas las librerías? | cambiando de tercio

  3. ROSARIO dijo:

    GRACIAS POR ESAS PALABRAS TAN JUSTAS

  4. Pingback: ¿Defender a todas las librerías? - Globalbook, Inteligencia económica aplicada al libro

  5. carmen dijo:

    Chesus gracias por ser la voz de los libros en el Congreso.
    Nuestros niños y jóvenes cada vez leen menos, y es una gran dificultad para su formación completa como personas.
    He leído despacio todas tus propuestas en defensa de la Cultura y las Librerías y estoy muy agradecida.
    Conozco muy de cerca el tema que ataca a la venta de libros por la competencia desleal que existe, pero descubro que son las Editoriales las que no respetan al Librero.
    Hay un dato que se debe conocer y el que deberían perseguir y castigar.
    Los que cometen esa Competencia desleal, los que no respetan la Ley del libro son las Editoriales.
    Las Editoriales venden los Libros de Texto y de Lecturas recomendadas a los Colegios, a las Asociaciones de Padres de los Colegios, (tanto el Colegio como la Asociación de Padres son CONSUMIDOR FINAL) etc al 35% de descuento, y les permiten devolver la totalidad de lo que no hayan vendido, y les dan una financiación para pagar esos libros de 5 o 6 meses.
    Cuando a las Librerías lo más que les ofertan es un 25 % de descuento, solo les recogen un 12% de devolución incluso a veces menos y su financiación no llega a 60 días.
    Y el pequeño Librero no tiene dinero para poder denunciar a esos GRANDES Editores que destruyen así nuestra Ley.
    Muchísimas gracias de nuevo por su trabajo.
    Carmen Gonzalez

  6. Pingback: Un plan de ayudas a las librerías... sin partida económica | Gremios de libreros de Madrid

  7. Pingback: ¿Defender a todas las librerías?

  8. ABACO dijo:

    Buenos dias, mis fecilitaciones por sacar adelante la propuesta en defensa de las librerías, pero me parece que una vez más nuestros gobernantes no han querido “mojarse”, pues en el plan no aparece por ningún lado la propuesta para terminar con la competencia desleal de las AMPAS y los colegios, sobre todo concertados religiosos, y llama la atención la intervención de la señora FIGUERES, en la que manifiesta que esta práctica es legal. Yo entiendo que los colegios son lugares donde enseñar a nuestros hijos, esta es su función principal, no el comercio, pues se están dando casos de colegios que por comprar los libros en el mismo, regalan parte del material escolar, llegando a la conclusión de que este material escolar lo compra el colegio, también vende directamente al principio de curso los libros de lectura recomendada para todo el curso escolar, (yo dispongo de lista de colegios con los mismos), por lo tanto está realizando una actividad comercial. Los motivos que argumentan los colegios de que los beneficios repercuten en la educación de nuestros hijos me parece una absoluta mentira, pues el material informático, ordenadores, pizarras digitales etc, que supuestamente el colegio compra con los beneficios de la venta de libros, YA se los ha regalado la editorial que ha conseguido vender todos los libros de todos los ciclos a ese colegio. El Estado es el que tendría que velar para que todos los colegios dispusieran de todo el material necesario para la correcta función pedagógica que debe de realizarse en los colegios, y que estos dejaran que los libros y material escolar se siguiera vendiendo en las librerías. Ya para terminar, quiero seguir insistiendo en que mientras no se termine con la competencia desleal, el final de las librería está cerca.

    • PJSA dijo:

      Muy buenas palabras, estoy 100% de acuerdo con todo lo que aquí dices. Yo, como ejemplo de las instituciones que no representan (y a las que equivocadamente acudí), puse en conocimiento de la Comisión Nacional de Mercado de la Competencia el hecho de que un centro escolar religioso, vendía los libros de texto de educación infantil, con un 15% de descuento. Como todos sabéis, va totalmente en contra del la Ley del Libro de 2007, en la que especifica claramente que el máximo para este ciclo es del 5%. Aporte toda la documentación habida y por haber con el convencimiento de que claramente estaban “infringiendo la Ley”.
      Creo que no necesito escribir el resultado de la resolución y es más… como han salido impunes, ahora suministran a los escolares los libros de lectura con el mismo descuento (15%).
      Dado el resultado anterior, ya no me quedan ganas de emprender otra acción legal contra el centro y solo me queda esperar la muerte de mi agónico negocio.
      Aprecio y agradezco mucho su proyecto no de Ley y me consuela saber, Sr. Yuste, que hay alguien aún en este país que vela por esos pequeños o grandes espacios culturales que son las librería pero como puede ver en mi ejemplo… no lo considero suficiente, necesitamos algo más concreto. Zapatero a tus zapatos.. centros escolares a enseñar.
      Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s