Nuestra propuesta para que los AVE a Francia tengan parada en Zaragoza

tgvLa puesta en marcha de los servicios AVE entre España y Francia, que comenzó el pasado el 15 de diciembre de 2013, ha supuesto que las operadoras ferroviarias públicas han conectado 17 ciudades a ambos lados de la frontera. Sin embargo, 4 meses después, Zaragoza todavía no puede beneficiarse directamente de este servicio a pesar de las promesas que se han ido realizando en este sentido por parte de los responsables del ministerio de Fomento. Estamos hablando de una parada que con total seguridad aportaría un potencial de viajeros importante con lo que las cuentas de este servicio se verían beneficiadas y por supuesto contribuiría a conectar Zaragoza y Aragón con las redes europeas de transporte. Por todo esto, hace unas semanas presenté, como diputado de CHA por La Izquierda de Aragón, la siguiente Proposición no de Ley sobre adopción de medidas para que los nuevos servicios ferroviarios de Alta Velocidad con Francia tengan parada en Zaragoza, para su debate en la Comisión de Fomento:

Los responsables de los ministerios competentes de España y Francia inauguraron el pasado día 15 de diciembre el servicio internacional de Alta Velocidad ferroviaria entre ambos países (AVE y TGV). Tal y como se anunció se han ido poniendo en servicio cinco trenes diarios de alta velocidad que conectan 17 importantes ciudades de ambos países, y a éstas a su vez, a través de las extensas redes y conexiones de RENFE y SNCF, con una amplísima oferta de orígenes y destinos.

Se trataba inicialmente de dos trenes diarios entre Barcelona y París; uno entre Barcelona y Lyon; otro, entre Barcelona y Toulouse, y un quinto tren, que seguirá la ruta Madrid-Barcelona-Marsella. Este servicio —y otros que puedan establecerse— pasa por Zaragoza sin detenerse, mientras sí lo hace en Barcelona, Girona, Figueres, Perpiñán, Narbona, Béziers, Montpellier, Nimes, Avignon, Aix-en Provence y Marsella.

Resulta difícil de creer que este tren tenga parada en localidades de rango supracomarcal como Béziers (72.000 hab.), Narbonne (50.000 hab.), Carcassonne (47.000 hab.) o Figueres (45.000 hab.) y no lo tenga en la capital de Aragón, Zaragoza, con 700.000 y un área metropolitana y zona inmediata de influencia que supera el millón de habitantes. Además de su capacidad de atracción de comunidades colindantes o próximas como Navarra, Rioja o País Vasco, el hecho de encontrarse a mitad de trayecto ferroviario entre Madrid y Barcelona, no parece razón suficiente para que sus habitantes y los de su ámbito de influencia dispongan de las posibilidades de desplazamiento de las que sí disfrutan los de las diez ciudades mencionadas anteriormente.

Tanto en la línea a Marsella, como en las derivaciones hacia Lyon y Toulouse, todos los ciudadanos de Zaragoza y su entorno precisan desplazarse a Barcelona y hacer los transbordos correspondientes con las consiguientes esperas. Si ese AVE, o los futuros que puedan establecerse parasen en Zaragoza, toda esa población recibiría la misma oferta ferroviaria y facilidad de desplazamiento que la que tienen los residentes del resto de ciudades con parada. No se trata de mermar ningún derecho de ellos, sino de reconocer el de la capital de Aragón a un trato similar.

Ha transcurrido más de un mes desde la puesta en marcha de este servicio y sigue sin haber ni plazos ni fechas para que Aragón pueda tener acceso a esta nueva línea. La competencia es del Gobierno español, pero no es menor la responsabilidad de las instituciones aragonesas a la hora de reclamar y exigir una solución rápida y definitiva para «conectar» la estación de Zaragoza-Delicias a este nuevo servicio. Siendo Aragón territorio fronterizo con Francia y no disponiendo de comunicación ferroviaria directa con Europa, no podemos volver a ser tierra de paso o servidumbre de tránsito para que otros tengan mejores infraestructuras sin poder beneficiarnos directamente de ellas.

Por eso, algunas organizaciones han iniciado una campaña de reivindicaciones en la calle y en las redes sociales, y que también se han traducido en la presentación de iniciativas en las instituciones, tanto en el Ayuntamiento de Zaragoza, como en las Cortes de Aragón y en el Congreso de los Diputados.

Por todo ello, presentamos la siguiente

Proposición no de Ley

«El Congreso de los Diputados, consciente de la importancia de la comunicación ferroviaria con Francia y de la necesidad de evitar los agravios entre territorios, acuerda solicitar al Gobierno que el AVE que cubre el trayecto Madrid-Marsella tenga parada en Zaragoza, en el menor periodo de tiempo posible, e igualmente la tenga cuando se ponga en servicio el trayecto Madrid-París. Asimismo, y mientras no se ponga en servicio ese trayecto, habilite un servicio de lanzadera que una la ciudad de Zaragoza con Barcelona al objeto de facilitar una conexión rápida con el actual trayecto Barcelona-París.»

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actividad parlamentaria, Comunicaciones, Europa, Zaragoza. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s