Por un IVA superreducido para la Cultura

Aquí tenéis el texto que presenté el mes pasado en nombre del G.P. de La Izquierda Plural (IU- ICV-CHA) para su debate en la Comisión de Cultura del Congreso: Proposición no de Ley sobre la aplicación del tramo superreducido del IVA para productos y servicios culturales.

La Industria cultural española constituye un motor económico y de crecimiento, representando el 3,2 % del PIB estatal y dando empleo a cerca de 500.000 trabajadores. A estas alturas ya podemos determinar que no es solo la crisis la que está maltratando a las industrias culturales; es la política del Gobierno destinada a devaluar los salarios y a empobrecer a la sociedad la que está castigando el consumo en general y, específicamente, el consumo de servicios y productos culturales. El golpe de gracia fue la subida desproporcionada de trece puntos del IVA aplicable al sector cultural a partir del 1 de septiembre de 2012, convirtiendo España en una excepción a nivel europeo, con el IVA cultural más alto de los estados de la eurozona. Un año después ya podemos medir el impacto de esa medida en el número de salas de cine o de teatro que han cerrado o en la caída de la recaudación.

Según denunciaron el pasado 2 de agosto los representantes de la Unión de Asociaciones Empresariales de la Industria Cultural Española (que agrupa a la Asociación de Promotores Musicales de España, APM, la Asociación de Representantes Técnicos del Espectáculo, ARTE, la Federación Estatal de Asociaciones de Empresas de Teatro y Danza, FAETEDA, la Federación de Asociaciones de Productores Audiovisuales Españoles, FAPAE, y la Federación de Empresarios de Cine de España, FECE, entre otras), el impacto del incremento desproporcionado del IVA ha supuesto la pérdida de 4.226 empleos directos, el cierre de un 20 % de empresas y la pérdida de 43 millones de espectadores.

Según los datos que aporta el informe sobre el impacto del incremento del IVA en las artes escénicas de septiembre de 2012 a agosto de 2013, de la Federación Estatal de Asociaciones de Empresas de Teatro y Danza (FAETEDA), la recaudación en relación con el mismo período del año anterior descendió un -26,04 % y la recaudación neta un -33,99 %, dejando de ingresar 84.122.183 euros, mientras el número de espectadores descendía un -29,01 % (siendo de un -21 % en Madrid y Barcelona y de un -42 % en el resto de España). Se estima que el sector de artes escénicas ha perdido 1.800 puestos de trabajo directos. El informe concluye que la subida del IVA en artes escénicas ha tenido un impacto negativo sobre la recaudación global de impuestos (IRPF, incluido derechos de autor, y Sociedades) y Seguridad Social, que se ha reducido en 40.032.613,18 euros, mientras que por IVA solo se han recaudado 14.507.755,41 adicionales, apenas la mitad de lo estimado a priori.

Por su parte, según datos aportados por la Federación de Empresarios de Cine de España (FECE), de septiembre de 2012 a marzo de 2013, la taquilla neta en las salas de cine se ha reducido en un -5,3 %. Debido al impacto del IVA, a lo largo de 2012 han cerrado 141 pantallas de cine y 17 complejos cinematográficos, perdiéndose un 12,7 % del empleo en el sector de salas de cine. El consumo se ha centrado en las grandes superproducciones, reduciéndose la taquilla de las películas europeas o independientes. En los primeros siete meses desde la entrada en vigor de la subida del IVA, la taquilla neta en la Península y Baleares caía un -8,92 %, mientras que crecía un +5,13 % en las Islas Canarias, donde el impuesto especial IGIC solo había subido dos puntos. Asimismo, mientras en la península y Baleares el número de espectadores se mantenían estables con un +0,92 %, en las Canarias la afluencia a las salas de cine aumentaba un +10,32 %, demostrando la relación directa entre el impuesto y el número de espectadores.

Recientemente tanto la Plataforma en Defensa de la Cultura, que agrupa a 43 asociaciones y colectivos, como la Coordinadora de Trabajadores y Trabajadoras del Espectáculo, que agrupa a 16 asociaciones, se han movilizado reclamando la reducción del IVA para los productos y servicios culturales.

Desde el primer momento el GP. La Izquierda Plural nos opusimos a la subida del IVA con carácter general y con carácter específico en cuanto a su aplicación al sector cultural. Y en el reciente debate sobre los Presupuestos Generales del Estado para 2014, hemos defendido que se aplique el tipo superreducido del 4 % a los productos y servicios culturales, como ya ocurre con el libro en papel (y el libro digital en soporte físico) y como también está ocurriendo con las industrias culturales en los Estados del entorno europeo. (Luxemburgo, 3 %, Chipre y Malta, 5 %, Francia, 5,5 %, Bélgica y Holanda, 6 %, Grecia, 6,5 %, Alemania, 7 %, Eslovenia, 8,5 %, Irlanda, 9 %, Italia y Austria, 10 %,…). Un año después ha llegado el momento de que el Gobierno corrija el error, en lugar de empecinarse en él.

Por todo ello, se presenta la siguiente

Proposición no de Ley

“El Congreso de los Diputados insta al Gobierno a reformar el Impuesto sobre el Valor Añadido para aplicar a los productos y servicios culturales el tipo superreducido del 4 %.”

Palacio del Congreso de los Diputados, 12 de diciembre de 2013.-Chesús Yuste Cabello, Portavoz del Grupo Parlamentario de IU, ICV-EUiA, CHA: La Izquierda Plural.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actividad parlamentaria, Cultura, Economía. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s