Denunciando el nuevo trasvase y los deslizamientos de Yesa (la transcripción)

Comparecencia del Secretario de Estado de Medio Ambiente en relación, entre otros asuntos, con la política general del Gobierno en materia de trasvase de agua intercuencas y, por otro lado, con los deslizamientos de la ladera derecha del embalse de Yesa. Transcripción de la intervención del Diputado de CHA (La Izquierda de Aragón), Chesús Yuste, como portavoz del G.P. IU, ICV-EUiA, CHA: La Izquierda Plural. (Comisión de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, 10/12/2013).

El señor YUSTE CABELLO: En primer lugar, agradezco al señor secretario de Estado el esfuerzo que ha hecho para intentar hablar de todo lo que se le requería. Es muy difícil realizar una intervención en este formato de multicomparecencia y también es muy complicada la respuesta. Además, comparece quien no ha sido solicitado. En nombre de La Izquierda Plural, lamento la ausencia tanto del ministro de Medio Ambiente como del presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro, que eran quienes habíamos solicitado que vinieran.

Cuando se produjo el acuerdo sobre el trasvase Tajo-Segura, el ministro hizo unas declaraciones en las que apostaba decididamente por la política de trasvases y demostraba, una vez más, que el trasvase está en el ADN del Partido Popular. En aquel momento pedimos su comparecencia para explicar esas declaraciones, y yo no sé si usted podrá ponerse en la cabeza del ministro y saber por qué dijo lo que dijo aquel 16 octubre. En todo caso, lamento la ausencia del ministro, señor Arias Cañete, que siempre da juego, que siempre sabe dar los titulares oportunos cuando debatimos sobre estos temas. En aquel momento volvió a hablar de solidaridad de una cuenca excedentaria con una cuenca deficitaria. Cuando se habla de solidaridad de un territorio del interior menos desarrollado con otro territorio periférico más desarrollado, sinceramente no nos parece que eso sea solidaridad, sino expolio de un recurso natural como es el agua.

Desde ese acuerdo, el Gobierno ha movido ficha y lo ha hecho a traición. Si hablamos de trasvases quizá ya no nos valga lo que nos ha explicado en su intervención, porque ha habido novedades sustanciales en las últimas semanas. Digo que ha movido ficha a traición, en la penumbra y con alevosía, y me estoy refiriendo a las enmiendas aprobadas en el Senado que han convertido la Ley de Evaluación Ambiental en la puerta trasera por la que se ha colado la nueva política de trasvases del Partido Popular. Su Gobierno, en una ley que no tiene nada que ver con el agua, ha decidido cambiar las reglas del juego en materia de agua sin debate monográfico y sin participación pública. A partir de ahora, los trasvases de agua intercuencas ya no dependerán de las confederaciones hidrográficas ni de las comunidades autónomas, tampoco van a necesitar de una ley de las Cortes Generales, sino que bastará simplemente una autorización administrativa por parte de la Dirección General del Agua. Ustedes no han creado el mercado del agua sino el mercadeo del agua, y a partir de ahora los poseedores de derechos sobre el agua, principalmente regantes, van a poder comerciar con esos derechos y se los van a poder ceder a usuarios de otras cuencas. Entonces ustedes hablarán de cesiones de derechos intercuencas, pero no nos engañemos, serán trasvases aunque los llamen de otra manera.

Le quiero advertir de que los pueblos de la cuenca del Ebro, especialmente el pueblo aragonés, estamos acostumbrados a esto y no vamos a comulgar con ruedas de molino. Hicimos frente al trasvase de Franco, hicimos frente al trasvase de Felipe González, hicimos frente al trasvase de Aznar y ganamos las tres veces. También sabremos hacer frente al trasvase de Rajoy, lo llamen como lo llamen, aunque se vista de lagarterana.

En Aragón, en Cataluña, en la cuenca del Ebro somos conscientes de que el Ebro es un objeto de deseo y de que hay muchos intereses. Usted mismo, en el mes de agosto, en la prensa aragonesa, en el Heraldo de Aragón, declaró en una entrevista que el tema del trasvase del Ebro no está cerrado ni está abierto. Me gustaría que se explicara en sede parlamentaria en qué términos ni está cerrado ni está abierto. También le quería preguntar otra cosa. Si el Gobierno de Aragón, si las instituciones aragonesas se oponen al trasvase, ¿está usted en condiciones de descartarlo? Usted ha dicho que quiere un pacto nacional del agua y un Plan hidrológico de consenso. Si no hubiera consenso en torno al trasvase del Ebro a otras cuencas, ¿no se hará? Quisiera que fuera claro en su respuesta. Dicho de otra forma, en la neolengua que están utilizando ustedes últimamente, si hay un acuerdo privado de cesión de derechos de agua entre aguatenientes, es decir, poseedores de derechos, de la cuenca del Ebro y empresarios, por ejemplo, de otras cuencas hidrográficas, de la Comunidad Valenciana o de la Región de Murcia, ¿las comunidades autónomas van a poder opinar al respecto? ¿Van a tener capacidad de decisión, capacidad de impedir ese tipo de acuerdo privado?

Para saber a qué atenernos, señor secretario de Estado, nos gustaría -creo que también a la presidenta de Aragón, a la señora Rudi, le gustará saber cuánto tiempo le queda- conocer qué calendario barajan ustedes para ese Plan nacional del agua, para tener aprobado un Plan hidrológico nacional y, en su caso, cuándo piensan poner en marcha esas cesiones de derechos de agua intercuencas. Las cesiones de derechos no necesitan que se apruebe un Plan hidrológico nacional y, por tanto, estaríamos hablando de dos cosas distintas: de los planes hidrológicos y de esas otras cesiones que serían trasvases sin llamarse así. ¿Para cuándo tienen previsto que se pueda hacer realidad lo que están reclamando sus electores en la Comunidad Valenciana o en la Región de Murcia cuando piden agua para todos? ¿Para cuándo estarían las tuberías en disposición de trasvasar agua de la cuenca del Ebro a otras cuencas? ¿De qué fecha estamos hablando? Lo pregunto en interés de los vecinos de la cuenca del Ebro, de los que están expectantes en el arco mediterráneo y, sobre todo, para que la presidenta Rudi sepa el tiempo que tiene para intentar hacer lo que crea necesario.

En La Izquierda Plural rechazamos rotundamente la política de aguas del Partido Popular, que supone poner al servicio de los intereses privados el gran recurso público que nos queda, que es el agua. Ustedes acaban de dinamitar el carácter público del agua y su entorno, consagrado en la Constitución y en la Ley de Aguas. Usted habla de buena conservación ambiental de nuestros ríos, pero en realidad su política va a provocar una pérdida de calidad de las aguas circulantes, porque los ecosistemas acuáticos necesitan agua, los ríos necesitan agua, igual que el mar necesita que le llegue agua dulce en cantidad y de calidad, y no debemos olvidar que los caudales ya se han reducido en un 20% por el cambio climático. Sin embargo, ustedes apuestan por una política que va a provocar más daños ambientales por las especies invasoras, más concentración de contaminantes, etcétera. En definitiva, apuestan por seguir sobreexplotando las cuencas sobreexplotadas mientras vacían las cuencas subexplotadas del interior peninsular, violando el principio de unidad de cuenca y la Directiva Marco del Agua de la Unión Europea.

Quiero terminar mencionando los deslizamientos de las laderas del embalse de Yesa, que llevan un año produciéndose. Cada vez que un responsable dice que está resuelto vuelve a haber nuevos deslizamientos. El presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro y el propio ministro, cuyas comparecencias solicitamos sucesivamente con la esperanza de que alguno de los dos venga, finalmente se han negado a comparecer y no sabemos por qué. Recuerdo que hace diez meses pedimos la comparecencia del presidente de la confederación; en la Diputación Permanente se nos dijo que no había precedentes de comparecencias de presidentes de confederaciones hidrográficas. No es así, hay infinidad de precedentes, y me van a permitir que ponga dos ejemplos. En tiempos del presidente Rodríguez Zapatero, el 1 de junio de 2005, compareció José Luis Alonso, presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro, para hablar de la presa de Itoiz; en tiempos de Aznar, el 29 de marzo de 2001, compareció su antecesor, José Vicente Lacasa, para hablar de la elaboración del Plan hidrológico nacional. Y podríamos seguir. Por supuesto que hay precedentes, prácticamente en cada legislatura ha habido comparecencias de presidentes de confederaciones hidrográficas. Hay precedentes, lo que no hay es dignidad para comparecer en el Parlamento cuando se les reclama. No sabemos si el señor De Pedro tendrá algo que ocultar, espero que no.

Quiero repasar algunos datos que usted ha citado y que ha completado doña Uxue Barkos. Le diré simplemente que a finales de febrero el presidente de la CHE dijo que todo estaba controlado, y los técnicos de la confederación le rectificaron. Dijo también que no habría nuevos desalojos, y en el mes de marzo hubo 26 viviendas más desalojadas. En aquel momento el presidente de la CHE dijo que no tenían nada que ver los deslizamientos con las obras de recrecimiento, y el director de obras de la confederación reconoció que los deslizamientos no solo tenían que ver con las lluvias sino también con las obras. Por eso pedíamos la comparecencia del presidente de la confederación, porque nos parecía muy importante lo que dijo en ese contexto y las veces que se vio obligado a rectificar. En la misma línea, podríamos hablar del ministro de Medio Ambiente, que el 19 de junio dijo en el Pleno, contestando a una pregunta parlamentaria, que «las medidas adoptadas han logrado frenar casi totalmente el deslizamiento», y tres días después aparecieron nuevas grietas. Estamos hablando de nuevas grietas, de 15 millones más, aparte de los 10 millones que se habían puesto sobre la mesa en el mes de febrero; estamos hablando de que los informes de la confederación reconocen que estamos ante un terreno inestable, que presenta paleodeslizamientos desde hace miles de años. Esos datos que están proporcionando los técnicos de la confederación coinciden con lo que dicen los geólogos, y ustedes dicen que los geólogos son alarmistas. Es un riesgo inasumible para las poblaciones que están aguas abajo. La meteorología, la explotación de la presa o las propias obras de recrecimiento podrán reactivar los deslizamientos dentro de veinticuatro horas o dentro de cincuenta años, pero esa inestabilidad está presente y así lo atestiguan todos los técnicos que se han pronunciado al respecto.

Señor secretario de Estado, quiero concluir con una batería de preguntas. ¿Qué explicación da usted a los deslizamientos? ¿Reconoce la inestabilidad del suelo, como afirman los geólogos, tanto independientes como los que forman parte de la confederación? ¿Esa inestabilidad no obligaría a replantear el proyecto del recrecimiento por razones de seguridad? ¿Cuánto se ha invertido en las grietas y en estabilizar las laderas? Estamos hablando de 25 millones de euros gastados entre febrero y julio. ¿Prevé usted que hará falta más? ¿Está usted en condiciones de garantizar la resolución definitiva del problema? Le recuerdo que el ministro dio por resuelto el problema y a los tres días se produjeron nuevas grietas. Por tanto, estamos en un escenario inestable, no solo en las laderas sino también políticamente. La dignidad de los afectados y la correcta gestión de los recursos públicos exige que los responsables políticos actúen de la mejor manera posible. En ese sentido, le exijo la máxima transparencia y el máximo respeto al principio de precaución.

Quiero terminar con una pregunta, porque me ha sorprendido la cifra de los desvíos presupuestarios. Usted ha dicho que el importe de las obras del recrecimiento de Yesa se ha desviado en un 145%. ¿Puede explicarnos ese desfase presupuestario, que es absolutamente desproporcionado, ingente y faraónico, como la propia obra? No voy a entrar en el fondo de la cuestión, por razones obvias, pero entiendo que a usted le compete dar explicaciones en este momento y me gustaría que desglosara ese desfase presupuestario, repito, tan desproporcionado.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actividad parlamentaria, Agua, Altoaragón. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s