Nadie pidió escolta para la mujer del ministro del Interior

[En El Periódico de Aragón de hoy el periodista Antonio Ibáñez se hace eco de la respuesta gubernamental a una pregunta mía sobre la polémica del escolta de la esposa del ministro del Interior en un viaje privado.]

Nadie pidió escolta para la mujer del ministro del Interior

El Gobierno responde así a CHA por un viaje privado de la cónyuge

El servicio oficial de escolta que recibió la mujer del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, en un viaje privado que realizó el pasado mes de abril de Zaragoza a la localidad navarra de Fitero no fue solicitado por ninguna autoridad gubernamental. Esta es la respuesta que ha ofrecido el Gobierno al diputado de CHA-La Izquierda Plural en el Congreso, Chesús Yuste, quien se interesó por conocer los detalles de este servicio, desvelado en su día por EL PERIÓDICO.

En una batería de preguntas realizada por el diputado en las que se interesa por el coste del operativo, el número de efectivos que participaron, los motivos que propiciaron que recibiera seguridad pública una cónyuge de una autoridad y quién dio la orden, el Ejecutivo central no responde a ninguna, y la única en que contesta, es para indicar que «ningún ministro ha solicitado el servicio» de escolta a familiares durante esta legislatura. Por tanto, la pregunta es: ¿quién autorizó que la cónyuge de un ministro recibiera servicio de escolta, con trato de «persona VIP», en un viaje personal sin ir acompañada por ninguna autoridad?

Volverá a preguntar

La ausencia de respuesta es evidente, pero el grupo parlamentario de Yuste volverá a preguntar al Gobierno por la prestación de este servicio, que causó un gran malestar en ámbitos policiales. En su respuesta, el Gobierno indica que «para regular la prestación de servicios de protección de personas, corresponde a la Comisión de Coordinación de los Servicios de Protección elaborar el catálogo de personas que deben contar con servicio de protección, con independencia de que estas lo soliciten o no».

La respuesta dada por el Gobierno contrasta con la que proporcionó el pasado mes de junio al mismo diputado. En ella, se aseguraba que sí hubo escolta porque este tipo de servicios se vienen prestando «ininterrumpidamente desde el año 1979, adaptándose el mismo a la valoración de la amenaza existente en cada momento y a la actividad de que se trate. Se tiene particularmente en cuenta además, las características del desplazamiento y de la zona a visitar (Comunidad Foral de Navarra)».

Sin embargo, el propio ministerio que dirige Fernández Díaz redujo estos servicios el año pasado mediante una instrucción de la Secretaría de Estado debido a que «durante los últimos años la progresiva disminución de la capacidad operativa de la banda terrorista ETA ha llevado aparejada una disminución de la amenaza que se cierne sobre gran parte de estas personas. Además, es preciso optimizar los recursos destinados a proporcionar estos servicios».

Esta entrada fue publicada en Actividad parlamentaria, Política española. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s