Por un decreto de ayudas por las riadas de junio en el Pirineo aragonés y catalán

Mañana por la tarde en la Comisión de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente del Congreso se debatirá la siguiente proposición no de ley presentada conjuntamente por Laia Ortiz (ICV) y por mí como Diputado de CHA (La Izquierda de Aragón) para dar respuesta a las riadas de junio que tan gravemente afectaron a comarcas pirenaicas de Aragón y Cataluña:

Proposición no de ley sobre la aprobación de un Real Decreto-Ley de medidas urgentes para paliar los daños producidos por las riadas del pasado mes de junio en el Pirineo aragonés y catalán.

Exposición de motivos

Los pasados días 17, 18 y 19 de junio fuertes lluvias en el Pirineo central provocaron inundaciones importantes en las zonas afectadas de Aragón y Cataluña, causando graves daños a infraestructuras, viviendas, campings, cultivos, etc.

Las fuertes lluvias, de hasta 115 litros en 24 horas en Vielha, y el deshielo de la gran cantidad de nieve acumulada este invierno provocaron un importante aumento del caudal de los ríos Garona, Noguera Pallaresa y Noguera Cardós, que se desbordaron en varios puntos y obligaron a desalojar las viviendas situadas cerca de su caudal, que ha ganado terreno a la tierra, teniendo que evacuar a más de 300 personas. Las cabeceras de de los ríos Aragón, Ésera, Cinca y Gállego también se vieron afectadas; los registros informan de 50 litros por metro cuadrado en Las Paúles, 40 en Ampriú o 38 en Eriste, que causaron numerosas incidencias especialmente en la zona del valle de Benasque. El propio Presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro afirmó que las avenidas producidas no eran normales y que se debieron a la confluencia de tres factores –las precipitaciones, el deshielo y las altas temperaturas– «que no es fácil que se conjuguen».

De este modo la crecida del río Ésera, cuyo caudal sobrepasó los 284 metros cúbicos por segundo y los cuatro metros de altura en Eriste y los 460 metros cúbicos en Campo, dejó aisladas las localidades de Benasque y Castejón de Sos. De hecho este río se desbordó a la altura de Benasque inundando varias calles de la localidad, por lo que tuvieron que ser evacuadas alrededor de 300 personas, según indicaron fuentes municipales.

Las carreteras C-147, de Esterri a Alòs d’Isil, la C-28, de Garòs a Gessa, la N-141, desde Bossòst a la frontera francesa, y la N-230, desde Vielha a la frontera con Francia tuvieron que ser cortadas, y la L-500 sufrió restricciones para los vehículos pesados en Pont de Suert. Asímismo, los servicios de teléfono y electricidad también quedaron cortados en diferentes tramos. En Castejón de Sos se desalojó una gasolinera y un camping, en el que se encontraban unas 40 personas.

Los daños han sido cuantiosos. El propio Gobierno de Aragón reconocía que las obras necesarias para la reparación del suministro de agua en las localidades altoaragonesas de Benasque y Castejón de Sos, que se vieron afectadas por el desbordamiento del río Ésera, se estiman inicialmente en un millón de euros. La Confederación Hidrográfica del Ebro también indicó que realizaría obras de emergencia en el valle de Benasque (Comarca de La Ribagorza, provincia de Huesca) por valor de tres millones de euros, unas actuaciones que se iniciarán de forma inmediata cuando el nivel del cauce del río Ésera lo permita.

Igualmente y según las últimas informaciones públicas, el Consorcio de Compensación de Seguros realizó una primera estimación de los daños que ha causado la riada a los bienes privados que contaban con seguro. Según esta entidad empresarial de naturaleza pública, dependiente del Ministerio de Economía y Hacienda a través de la Dirección General de Seguros, el coste aproximado de las afecciones causadas ascendería a los veinte millones de euros, aunque es muy probable que esta cantidad pueda aumentar de forma sustancial debido al potencial impacto negativo sobre el turismo. Se trata de una zona que fundamenta su desarrollo económico en el turismo y de unas fechas en las que precisamente comienza la temporada de verano, lo que puede afectar gravemente a sus expectativas económicas. De este modo, tras la riada, hay establecimientos hoteleros y campings de las comarcas afectadas que ya han sufrido miles de cancelaciones, sobre todo para los fines de semana más próximos. Obviamente este impacto negativo también afectará a restaurantes, comercios y otros servicios.

Los estudios ponen de manifiesto la vulnerabilidad de buena parte de los territorios catalán y aragonés ante el riesgo de inundaciones. Expertos como Narcís Prat, Carme Llasat y Joan Manuel Vilaplana ya han denunciado que se ha permitido edificar sobre el lecho de los ríos, y la misma Comisaria de Cooperación Internacional, así como la Comisaria de Acción por el Clima han comunicado que estas inundaciones son un nuevo toque de atención sobre el cambio climático. El ritmo de calentamiento en Europa es más rápido que en muchas otras zonas del mundo, y la temperatura del suelo ha aumentado en 1,3 grados en la última década. Aumentan las condiciones climatológicas extremas, lo cual se traduce en más olas de calor, más inundaciones, y más incendios forestales.

Por todo ello, se presenta la siguiente

PROPOSICIÓN NO DE LEY

«El Congreso de los Diputados insta al Gobierno a:

1. Aprobar, a la mayor brevedad posible, un Real Decreto-Ley de medidas urgentes para paliar los daños producidos por las riadas del pasado mes de junio en el Pirineo aragonés y catalán.

2. Llevar a cabo todos los trámites necesarios para que la Confederación Hidrográfica del Ebro, en coordinación con la Generalitat de Catalunya y el Gobierno de Aragón, lleve a cabo un plan de adecuación de los cauces y las riberas de los ríos.

3. Llevar a cabo, en coordinación con las Comunidades Autónomas, un plan de mitigación que tenga en cuenta medidas preventivas en aquellas zonas más vulnerables.»

Palacio del Congreso de los Diputados
Madrid, 9 de julio de 2013

Chesús Yuste Cabello. Portavoz adjunto.
Laia Ortiz Castellví. Diputada

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actividad parlamentaria, Agricultura, Agua, Medio Ambiente, Medio rural, Política española. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Por un decreto de ayudas por las riadas de junio en el Pirineo aragonés y catalán

  1. Pingback: Aragón, excluido, una vez más, de las ayudas para paliar los efectos de las tormentas | El blog de Chesús Yuste

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s