Reclamando que la CHE explique los deslizamientos de Yesa

Petición formulada por los Grupos Parlamentarios de IU, ICV-EUiA, CHA: La Izquierda Plural y Mixto, de que se acuerde la celebración de una sesión extraordinaria de la Comisión de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, con la comparecencia del presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro, para informar acerca de los daños, perjuicios y riesgos derivados de los deslizamientos producidos en las laderas del embalse de Yesa, como consecuencia de las obras del proyecto de recrecimiento, y que han obligado a desalojar al menos sesenta viviendas en dos urbanizaciones de esta localidad navarra. (Diputación Permanente, 24/07/2013).

El señor YUSTE CABELLO: Muchas gracias, señora presidenta.

Traemos ante la Diputación Permanente en pleno mes de julio un asunto de actualidad que estalló en febrero y que motivó entonces que solicitáramos la comparecencia del presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro. Cinco meses y medio después el presidente no ha comparecido en sede parlamentaria y, sin embargo, el problema en lugar de resolverse se ha ido agravando. Por eso, las novedades del mes de julio nos han obligado a reclamar su comparecencia en esta Diputación Permanente; novedades que, por supuesto, son nuevas grietas en las laderas del embalse de Yesa.

El 8 de febrero se produjeron deslizamientos en la ladera derecha del embalse, un movimiento de tierras de 4 centímetros a la semana. Se desplazó una lengua de tierra de 460 metros de largo por 175 de ancho y un espesor de entre 13 y 68 metros, lo que supone un volumen total de 4,5 millones de metros cúbicos de tierra, teniendo que ser desalojadas sesenta viviendas de dos urbanizaciones cercanas, El Mirador de Yesa y Lasaitasuna, en cuyas calles y casas se produjeron grietas. Se invirtieron entonces 10 millones de euros para desmontar y retirar un monte de 450.000 metros cúbicos de tierra, una auténtica barbaridad, debiéndose poner, por supuesto, mucho hormigón.

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro, Xavier de Pedro, a finales de febrero dijo que el deslizamiento se estaba desacelerando y que todo estaba controlado. Posteriormente, le rectificaron los técnicos de la Confederación, para quienes había que esperar dos meses para estar seguros de lo que estaba ocurriendo en la ladera. También dijo el señor De Pedro que no habría nuevos desalojos y en marzo hubo que desalojar veintiséis viviendas más. También afirmó que los deslizamientos no tenían nada que ver con las obras del recrecimiento de Yesa y, sin embargo, el director de obras de la Confederación, René Gómez, reconoció ante los vecinos desalojados que el deslizamiento no solo tenía que ver con las lluvias, sino que también podría tener que ver con las obras del recrecimiento.

El 19 de junio, el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente respondió en el Pleno a preguntas del señor Cuadra que —y cito textualmente— «se ha demostrado que las medidas adoptadas han logrado frenar casi totalmente el deslizamiento a pesar de las intensas lluvias». Y digo yo, menos mal que estaba casi totalmente solucionado porque apenas tres días después aparecieron nuevas grietas en la ladera derecha. La semana pasada, desde la Confederación Hidrográfica del Ebro se anunció que se iban a gastar 15 millones de euros más en ese pozo sin fondo que es el objetivo de estabilizar el embalse de Yesa para su posterior recrecimiento.

La propia Confederación en sus informes reconoce que este es un terreno inestable, que sufrió paleodeslizamientos hace miles de años y que presenta en la actualidad unas condiciones proclives a movimientos. Eso lo reconocen los técnicos de la CHE, los técnicos de la Confederación Hidrográfica del Ebro. ¿Cómo pueden acusar de alarmistas a los geólogos, por ejemplo, de la Universidad de Zaragoza, como se citaba anteriormente, que advierten que por sus propias características estas laderas no van a dejar de moverse? ¿Cómo pueden acusarles de alarmistas a esos geólogos, que están advirtiendo que se está jugando un riesgo inasumible para las poblaciones aguas abajo y que o bien la meteorología o la explotación de la presa o las propias obras del recrecimiento pueden reactivar los deslizamientos mañana o dentro de cincuenta años? Eso es lo que dicen los científicos. De esos riesgos queremos debatir con el presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro, que acaba de anunciar a los vecinos desalojados que no podrán volver a sus casas hasta fin de año. ¡Van a estar casi un año desalojados!

Creo que la gravedad de los hechos bien justifica que el señor De Pedro comparezca en la Comisión de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente del Congreso aunque sea agosto. Si hasta el presidente Rajoy va a comparecer en agosto, ¿por qué no va a comparecer el señor De Pedro? El Sr. De Pedro, tengo que decirlo, presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro, no ha querido comparecer en las Cortes de Aragón, y eso que es dirigente aragonesista, del Partido Aragonés. Bueno, al menos que comparezca ante el Congreso de los Diputados, donde estaría obligado a comparecer dado el cargo que ocupa. Yo creo que todas las partes implicadas, todos los afectados por este asunto, agradecerían que el Gobierno diera la cara en sede parlamentaria y explicara todo el problema tremendo que se está produciendo con los deslizamientos de Yesa.

Muchas gracias.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actividad parlamentaria, Agua, Altoaragón. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s