Defendiendo el papel de las Bibliotecas Públicas (la transcripción)

Proposición no de ley  sobre el papel de las bibliotecas públicas y el mantenimiento de sus horarios, plantillas y servicios. Intervención del Diputado de CHA (La Izquierda de Aragón) Chesús Yuste, presentando la iniciativa del G.P. IU, ICV-EUiA, CHA: La Izquierda Plural.

El señor YUSTE CABELLO: Esta legislatura, en esta Comisión, estamos repasando mes a mes los damnificados por la política de austeridad, específicamente en el ámbito de la cultura. Hoy quiero poner el foco en las bibliotecas públicas. Me voy a referir al conjunto de las bibliotecas públicas, independientemente de si su titularidad o gestión depende de una o de otra administración.

Estamos asistiendo a durísimos recortes presupuestarios, a la suspensión de la suscripción de revistas culturales, a la ausencia de recursos para la adquisición de libros. Resulta triste ver vacíos los paneles donde se mostrarían las últimas revistas adquiridas. Algunas bibliotecas públicas, es cierto que de titularidad del Estado aunque de gestión autonómica, como es el caso de las de Aragón, en Zaragoza, Huesca y Teruel, han recortado incluso los horarios y han decidido cerrar los sábados, provocando un perjuicio al conjunto de la ciudadanía.

Aunque es un asunto serio, me permitirán ustedes una ironía. Estos recortes, especialmente los recortes horarios, me recuerdan aquel Decálogo del Buen Bibliotecario que escribió Umberto Eco, cargado de ironía. Decía que la finalidad de la biblioteca era custodiar los libros y por tanto impedir que resultaran dañados, por lo cual era fundamental que los lectores no los llegaran a tocar nunca. Para ello no había nada mejor -decía Eco- que hacer coincidir los horarios de apertura de las bibliotecas con los horarios laborales. Merece la pena conseguir que las bibliotecas estén cerradas a la hora de comer, por la noche, los sábados y fiestas de guardar. Eso decía Umberto Eco y parece que hablaba de alguna administración de nuestro entorno más cercano. Es cierto que algunas administraciones parecen perseguir esa filosofía, que nadie pueda acceder a los libros. Sin embargo, nosotros entendemos que el objetivo debe ser otro, debe ser precisamente poner la cultura al alcance de todo el mundo, al alcance de todas las personas.

Por eso hemos presentado esta proposición no de ley, para que se reconozca el papel de las bibliotecas públicas. Para ello me hago eco del manifiesto que fue promovido por los trabajadores de las bibliotecas públicas de Aragón, tanto estatales como autonómicas, provinciales y municipales, que fue apoyado por la Asociación Aragonesa de Escritores y por la Asociación Aragonesa de Amigos del Libro en una movilización que tuvo lugar hace unos meses en Zaragoza.

Las bibliotecas públicas son un elemento imprescindible para el desarrollo intelectual y emocional de la ciudadanía, sin distinción de edad, sexo, etnia, nivel académico o situación económica. No obstante, en los últimos años se han producido recortes presupuestarios que no solo están impidiendo la actualización de las colecciones bibliográficas, hemerográficas y otras, sino que también están afectando a los servicios e incluso a los horarios de atención al usuario. Por eso consideramos imprescindible que por parte de las instituciones que sostienen las bibliotecas públicas se las dote permanentemente del personal necesario para atender todos los servicios. También consideramos indispensable mantener o establecer un horario de apertura lo más amplio posible, incluidos los sábados, a fin de atender las demandas y circunstancias personales o familiares de todo tipo de usuarios. En este mismo sentido consideramos urgente la dotación de recursos económicos suficientes para actualizar de manera continua las colecciones bibliográficas, hemerográficas, musicales, cinematográficas y otras, así como para mantener el conjunto de servicios que prestan las bibliotecas públicas a la ciudadanía.

Proponemos a la Comisión que apruebe -ojalá sea por unanimidad- una proposición no de ley de reconocimiento expreso del papel de las bibliotecas públicas y que, en consecuencia, en coordinación con todas las administraciones públicas concernidas, se garantice el mantenimiento de los horarios de apertura habituales hasta ahora, el mantenimiento de las plantillas de personal y su posible ampliación o actualización y la dotación de los recursos económicos necesarios para actualizar colecciones y para mantener los servicios que se prestan para la promoción cultural y para la educación permanente. Por ello pido el voto favorable a todos los grupos parlamentarios.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actividad parlamentaria, Cultura. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s