Debatiendo sobre el mercado de las telecomunicaciones (la transcripción)

Comparecencia del Presidente de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones. Intervención del Diputado de CHA (La Izquierda de Aragón) Chesús Yuste, como portavoz del G.P. IU, ICV-EUiA, CHA: La Izquierda Plural, dándole la réplica. (Comisión de Industria, Energía y Turismo, 12/06/2013).

El señor YUSTE CABELLO: En primer lugar, quería pedir disculpas al compareciente por no haber podido asistir a su primera intervención. Los diputados de los grupos pequeños estamos condenados a la ubicuidad, corriendo de un edificio a otro cuando se simultanean dos comisiones a la vez o incluso más, y hoy es una de esas tardes. En todo caso, no se preocupe que voy a leer con interés su intervención, y espero poder asistir a su respuesta. Tengo que regresar a la Comisión de Cultura, pero sospecho que podré escuchar su respuesta.

Cuando preparaba mi intervención lo primero que me vino a la cabeza fue aquella milonga liberal, que supongo que le sonará, de que la libre competencia va a abaratar los precios y va a favorecer al consumidor, que es una cosa que nos han contado desde niños mientras nos mecían en la cuna. Luego, la realidad es que los hechos no van por ahí; la realidad es que vivimos en un mercado controlado por las grandes corporaciones, donde los precios no bajan, sino todo lo contario, y a ver quién es el guapo que les tose. A usted entiendo que le debería haber tocado el papel de toser a esas grandes corporaciones cuando no cumplen con ese dogma liberal de que deberían abaratar los precios y mejorar los servicios gracias a la libre competencia.

Me venía a la cabeza también otra pequeña cuestión, casi anecdótica, pero de actualidad: el hecho de que todos recordamos cuando subieron los precios de los CD y de otros soportes digitales al aplicarse el canon digital; sin embargo, cuando se anuló el canon digital, los precios no bajaron. No deja de ser una paradoja de estos tiempos en que vivimos.

En todo caso, quería plantearle algunas cuestiones, casi unas pinceladas, la primera relacionada en concreto con el mundo de las telecomunicaciones, con el mundo de Internet. En el Estado español tenemos el acceso a Internet de los más lentos y más caros de la Unión Europea o de la OCDE, los países de nuestro entorno, alguna razón habrá para ello y, sin embargo, los sucesivos gobiernos lo cierto es que no han sabido tomar medidas que nos permitan acercarnos a la cabeza de Europa en precio y en velocidad.

Porque eso sí que sería garantizar el mayor acceso a Internet a la mayoría de nuestra sociedad. Por ahí deberían ir los tiros para avanzar hacia un Internet más barato y más rápido. Yo no sé si el organismo regulador tiene algún papel que desempeñar para que pueda contribuir de alguna manera a ese objetivo o es todo responsabilidad del Gobierno de turno. Usted estuvo en los dos lados. Hace unos años fue secretario de Estado y quizá nos podría orientar en cuanto al papel que podría tener -o no- el organismo regulador en cuanto a ese intento de abaratar el precio de Internet.

Segunda cuestión. Uno espera que la función del organismo regulador sea proteger a los consumidores de los oligopolios existentes y por eso a veces hay decisiones que sorprenden. El año pasado, ante la denuncia de la Comisión Europea que reclamaba a la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones que se acometiera ya la rebaja de tarifas de terminación móviles, la Comisión que usted preside salió defendiendo a las grandes corporaciones y no al interés general de los consumidores. O a lo que nuestro grupo entiende que es el interés general, que es el interés de los consumidores, que es la mayoría de nuestra sociedad. La CMT decía que una reducción rápida de precios podría desestabilizar el mercado móvil. Usted empleó ese argumento como si su papel fuera el de defender a las grandes corporaciones y a la presunta estabilidad del mercado y no defender los intereses de los consumidores. En ese sentido, me gustaría que pudiera explicarse, que pudiera matizar esa cuestión y, si quiere, zanjar esa polémica de alguna manera en cuanto a lo que entendemos que debe ser su función.

Por otra parte -me da la sensación de que ya se ha hablado de ello-, presumo que es su última comparecencia dada la inmediata creación del multiconsejo, el superregulador, o no sé cómo se llamará a la futura Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia que va a sustituir a los ocho organismos reguladores actualmente existentes. Ya es conocida la opinión de nuestro Grupo Parlamentario, de La Izquierda Plural, nos preocupa esa reforma porque entendemos que es un contrasentido, que es algo excepcional en el entorno europeo, que va a ir en contra de la regulación, que va a añadir más confusión en los mercados. De hecho, incluso competencias de los organismos reguladores van a pasar a los ministerios, lo cual no deja de ser un contrasentido cuando hemos llegado a esta crisis precisamente por tener unas regulaciones muy laxas. ¿Y se pretende salir de ella regulando todavía menos? Nos parece un disparate.

En el caso concreto del mercado de las telecomunicaciones, lo que ha defendido el Gobierno y ha aprobado en el proyecto de ley es que se transfieran al Ministerio de Industria competencias que ahora tenía la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones como numeración, portabilidad, interconexión, servicios universales, registro de operador, resolución de conflictos… Me gustaría conocer su opinión sobre este asunto; creo que su opinión es muy interesante y muy válida ante esta cuestión.

El cambio -concluyo con esto- supone también el regreso a Madrid. Creo que hay que decirlo -veo la ausencia de algún otro grupo así que me va a tocar decirlo a mí-: el final del sueño descentralizador de la etapa de Zapatero cuando la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones se trasladó a Cataluña y cuando parecía que estábamos en un proceso descentralizador enormemente simbólico quizá. Pero esa cuestión -repito, posiblemente más simbólica que otra cosa- es menor si la comparamos con lo que pierde el mercado de las telecomunicaciones al desaparecer el órgano regulador que existía hasta ahora. Por tanto, quería dejar constancia de esas dos cosas.

No me extiendo más. Veo que he agotado mi tiempo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actividad parlamentaria, Sociedad de la Información. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s