Contra el ley que autoriza el fracking

fracking noEsta mañana el pleno del Congreso de los Diputados ha aprobado la toma en consideración de un proyecto de ley que no solo “permite” la utilización de la peligrosa técnica de la fracturación hidráulica o fracking, sino que recentraliza la competencia de autorizar proyectos de extracción de hidrocarburos con empleo de esta técnica tan agresiva, apropiándose de una capacidad de decisión hasta el momento autonómica.

Nuestro Grupo, la Izquierda Plural, ha presentado una enmienda a la totalidad, que ha defendido nuestra compañera Laia Ortiz, pidiendo la devolución del proyecto de ley que, a pesar de referirse a la garantía del suministro e incremento de la competencia en los sistemas eléctricos insulares y extrapeninsulares, cuela de rondón dos disposiciones de carácter general sobre el fracking.

Por ejemplo, la Disposición final segunda dice lo siguiente:

Modificación de la Ley 34/1998, de 7 de octubre, del Sector de Hidrocarburos en la que se añade un apartado 5 en el artículo 9 de la Ley 34/1998, de 7 de octubre, del Sector de Hidrocarburos, con la siguiente redacción:

«5. En el desarrollo de los trabajos a ejecutar en el marco de los títulos señalados en este artículo podrán aplicarse métodos geofísicos y geoquímicos de prospección, perforación de sondeos verticales o desviados con eventual aplicación de técnicas habituales en la industria, entre ellas, la fracturación hidráulica, la estimulación de pozo así como técnicas de recuperación secundaria y aquéllos otros métodos aéreos, marinos o terrestres que resulten necesarios para su objeto.»

Es decir, se da “vía libre al fracking”. El Gobierno de Rajoy y el PP abren la puerta a la utilización en todo el Estado (y también en Aragón) de esta técnica tan polémica que va contra los principios de un sistema energético sostenible, con un potencial enorme de daños medioambientales, en el que Aragón sale especialmente perjudicado, dado que más de 160 términos municipales podrían verse afectados, prácticamente la mitad de las comarcas aragonesas y una superficie equivalente a un millón de campos de fútbol. Además, este proyecto de ley vulnera el acuerdo unánime de las Cortes de Aragón que, a iniciativa de CHA, declaraba Aragón “territorio libre de fracking”. Por eso, he votado por la devolución de este proyecto de ley.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actividad parlamentaria, Energía, Medio Ambiente. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s