Interpelando sobre los desdoblamientos de la N-II y de la N-232

Interpelación urgente del Grupo Parlamentario de IU, ICV-EUiA, CHA: La Izquierda Plural, sobre el criterio del Gobierno a la hora de transformar en autovías aquellas carreteras que discurren de manera paralela a autopistas de peaje, con especial referencia a la N-II y N-232 en sus tramos aragoneses. Transcripción de las intervenciones y réplicas del Diputado de CHA (La Izquierda de Aragón) Chesús Yuste y la ministra de Fomento Ana Pastor. (Pleno, 24/04/2013).

El señor YUSTE CABELLO: Señor presidente, señorías, señora ministra, voy a centrar mi interpelación en dos infraestructuras que preocupan especialmente a mis electores en Aragón, y sobre las que distintos responsables de su Gobierno se han pronunciado de forma contradictoria, sembrando de incertidumbre y de indignación a las poblaciones afectadas, y por extensión a las instituciones aragonesas. Pero no se trata solo de un problema local, se trata de dos importantes ejes de la comunicación viaria del Estado español que se encuentran incompletos precisamente en territorio aragonés. Me refiero, en primer lugar, a la A-2 -antes N-II-, el eje radial que une las dos principales ciudades del Estado, Madrid y Barcelona, entre las cuales solo faltan por desdoblar apenas 90 kilómetros, los que separan las localidades aragonesas de Alfajarín y Fraga; y, en segundo lugar, me refiero a la A-68, que en los tramos sin desdoblar se llama todavía N-232, el eje alternativo al radial que conecta el Cantábrico con el Mediterráneo, donde encontramos sin desdoblar un tramo por el oeste, entre Mallén y Figueruelas, apenas 29 kilómetros, además -por supuesto, una vez pasada Zaragoza- del tramo entre El Burgo de Ebro y Alcañiz, que debería prolongarse hasta la Comunidad Valenciana, pero de esos dos solo me voy a referir al tramo occidental.

Pequeños tramos, como ve; recorridos cortos -poco más de un centenar de kilómetros-, pero que presentan graves problemas para la seguridad vial en la red de carreteras del Estado. Prácticamente cada semana se produce un accidente en uno de estos tramos, y muchas veces con víctimas mortales. Es la noticia negra que, por repetirse tantas veces, no debería dejarnos impasibles. Según el informe anual de Eurorap de 2011, el tramo sin desdoblar de la N-232 es el segundo con más choques frontales de toda España. No es una cuestión menor, señora ministra. Tenemos los datos oficiales que nos ha facilitado su ministerio. En los tramos Alfajarín-Fraga, de la N-II, y Mallén-Figueruelas, de la N-232, durante los últimos once años -esto es, desde 2002 a 2012- se han producido un total de 861 accidentes con víctimas, que han provocado 206 muertos y 1.355 heridos. Las estadísticas nos dicen que hay 6 accidentes al mes y un muerto cada diez días. Pero no se trata de números, señora ministra, se trata de personas con nombres y apellidos, con familias, con historias truncadas trágicamente. Por eso no podemos esperar; no queremos esperar. Queremos decisiones ya, sin titubeos, sin dudas, sin contradicciones.

¿Sabe lo que más indigna a los aragoneses en relación con la N-232? La insultante comparación, porque en el tramo navarro, que se desdobló hace ya diez años, los accidentes mortales han descendido en un 80%. Eso duele, señora ministra; eso duele. Los ciudadanos, los contribuyentes no pueden entenderlo. ¿Por qué se da esa discriminación tan palpable? La respuesta es sencilla: el Gobierno de Navarra, que recauda sus propios impuestos y que tiene la competencia sobre las carreteras del Estado, hace las carreteras a tiempo, pero el Gobierno español, que recauda los impuestos de los aragoneses, se dedica a retrasar año tras año obras que son imprescindibles. Esa es la realidad. Señora ministra, si quiere que la ciudadanía defienda al Estado, este debe convertirse en una herramienta útil, por ejemplo para casos como este, sangrante para los usuarios del tramo entre Mallén y Figueruelas, porque la comparación con Navarra no se sostiene.

Estos desdoblamientos están comprometidos en la planificación estatal desde el PEIT 2006-2020 de Rodríguez Zapatero, y también figuran ahora en el nuevo plan de su Gobierno, el PITVI horizonte 2024. Cabría suponer por tanto que la voluntad de su ministerio es ejecutar esas obras, y sin embargo desde que se incorporaron los desdoblamientos al PEIT apenas se ha avanzado. Los compromisos presupuestarios se incumplen, las cantidades consignadas en los plurianuales se retrasan cada año. Como Sísifo, en cada presupuesto estamos más lejos del final de las obras, y no más cerca; seguimos con los estudios preliminares mareando la perdiz. Señora ministra, ¿cuándo veremos una máquina trabajando? Los aragoneses somos pacientes, demasiado, pero incluso nuestra paciencia tiene un límite.

Porque el problema no son solo los retrasos, señora ministra, o la falta de ejecución de estos proyectos; lo grave, lo realmente preocupante es que las declaraciones que hacen ustedes nos hacen pensar que se trata de retrasos intencionados. No usted, claro, usted dice lo que los aragoneses queremos oír, pero otras voces autorizadas dicen justo lo contrario, y luego a usted le toca desmentir y matizar, y no ha sido una vez, han sido varias, demasiadas, como para pensar en un lapsus. Sinceramente le digo que en Aragón cada vez somos más quienes ya no creemos en el compromiso de su Gobierno con los desdoblamientos de estos tramos. Por eso he formulado esta interpelación, para que podamos debatir con algo de tiempo, y para que usted pueda profundizar al máximo, concretar y así poder -ojalá- satisfacer las inquietudes de la sociedad aragonesa a este respecto.

Repasemos las contradicciones, que son muy relevantes. El pasado 5 de octubre de 2012 el secretario de Estado de Infraestructuras, Rafael Catalá, en la Comisión de Fomento con motivo de los presupuestos y respondiéndome expresamente a estos dos tramos aragoneses sin desdoblar, afirmó lo siguiente -abro comillas-: «Es un tanto complicado sostener que todos los tramos de carreteras nacionales que transcurren en paralelo con autopistas de peaje deban ser desdoblados. Volveríamos a incidir en el mismo problema del pasado, que hace que las autopistas sean inviables y tengamos que plantearnos cómo las sostenemos, cuando estamos haciendo, entre comillas, competencia desleal al gestor de autopistas al ponerle al lado una autovía desdoblada.» Acaba la cita. Aquello no fue un lapsus, aquello era un criterio expuesto por el mismísimo número dos del Ministerio de Fomento. Como se pueden imaginar, tal declaración cayó como un jarro de agua fría en Aragón, provocó las críticas unánimes de las Cortes de Aragón y del propio portavoz del Gobierno, del Partido Popular, y se tuvo que intervenir desde el ministerio para matizar esas palabras del secretario de Estado.

La verdad es que este discurso no es nuevo en el Partido Popular, ya en 2003 recordamos un debate entre el anterior diputado de Chunta Aragonesista, José Antonio Labordeta, y el diputado del Partido Popular, Leocadio Bueso, que defendió en esta misma tribuna que como había autopistas de peaje no hacía falta desdoblar la N-232. O sea, ese criterio ya figuraba en el discurso general del Partido Popular.

El pasado 20 de febrero de 2013, durante el debate de política general sobre el estado de la nación, tuve la oportunidad de reclamar al propio presidente del Gobierno el impulso de ambos desdoblamientos, y el señor Rajoy respondió lo siguiente: «En relación con las demandas de carreteras, no se desdoblan, ya que existen en paralelo autopistas de peaje.» Me consta que usted calificó aquello del lapsus y llamó inmediatamente a la presidenta de Aragón, a la señora Rudi, para tranquilizarla y para decirle que los desdoblamientos seguían adelante. No obstante le confieso que tengo serias dudas de que fuera otro lapsus. Todos sabemos que el presidente del Gobierno no entiende su letra manuscrita, esto le ha pasado ya varias veces y lo sabemos, pero en esa ocasión estaba leyendo una hoja impresa en Word, perfectamente legible. Señora ministra, ¿y si ese papel no se lo preparó usted, sino el secretario de Estado? Igual fue eso, igual el problema es ese, igual el error no fue del presidente, sino del que le preparó el papel. Igual lo que pasa es que ustedes no defienden los mismos intereses, usted y su número dos; o puede que sí, que compartan criterios e intereses, pero uno hace de poli bueno y otro de poli malo. Y no digo quién es quién porque eso depende de si se quiere quedar bien con las concesionarias de autopistas o con el pueblo aragonés.

Estamos hablando de infraestructuras que son reclamadas de manera unánime por las instituciones y la sociedad aragonesas. Por eso, la confusión que está sembrando este Gobierno ha creado una creciente indignación entre los usuarios de esos tramos y las administraciones implicadas, incluidos los miembros de su propio partido. Tengo que preguntárselo, señora ministra: ¿esa es la razón por la que su Gobierno está ralentizando la ejecución de estos desdoblamientos, para preservar los intereses de las concesionarias de las autopistas? Sería absolutamente lamentable -más que eso, sería reprobable- que el Partido Popular priorizara los intereses de las empresas de las autopistas en detrimento de los intereses de la ciudadanía, de los vecinos de las comarcas afectadas y de los usuarios de esos tramos sin desdoblar de la N-II y de la N-232. Desmiéntalo. Le invito a que lo desmienta, pero desmiéntalo con hechos, con compromisos negro sobre blanco, con cifras consignadas en los próximos presupuestos del Estado, con plurianuales que se acerquen y no que se alejen.

La intención de esta interpelación es esclarecer definitivamente esas clamorosas contradicciones en el seno del ministerio y por supuesto impulsar compromisos que aceleren las inversiones precisas para completar esos tramos sin desdoblar, que son los de mayor siniestralidad en las carreteras aragonesas. Le voy a formular preguntas directas, y espero que me responda de igual forma, con la máxima concreción: ¿Cuál es el criterio del Gobierno para estos dos tramos de carretera que discurren paralelos a sendas autopistas de peaje? ¿Van a transformarse en autovías, a pesar de que contradigan los intereses de las concesionarias de autopistas? Si es así, ¿cuándo veremos máquinas trabajando? ¿En qué plazo estarán en funcionamiento las nuevas autovías? ¿Habrá que esperar a 2024, cuando expire el PITVI, para verlo? ¿Van a liberar los peajes durante la duración de las obras por razones de seguridad vial?

¿O, por el contrario, han decidido que es un despilfarro desdoblar porque les sale mejor liberar los peajes de esos tramos? Igual es eso, señora ministra. ¿Sabe cuánto costaría rescatar la concesión de la AP-2 Pina de Ebro-Fraga y de la AP-68 Tudela-Alagón? ¿Han echado cuentas a ver si es más rentable? Ya le pregunté hace unos meses por escrito y me respondió que no sabían lo que costaba porque no tenían previsto liberar peajes. Aún estoy perplejo. ¿Ustedes se embarcan en obras de centenares de millones de euros y no estudian las posibles alternativas? No me lo puedo creer. Conclusión: desdoble o libere peajes completamente, pero lo que no puede hacer es dejar que pasen los años sin hacer ni una cosa ni la otra.

Por otra parte, transitoriamente el Gobierno de Aragón ha liberado el 50% de los peajes para camiones en autopista, pero solo entre Alfajarín y Pina. Falta que usted cumpla el compromiso de financiar el otro 50%. ¿Cuándo va a cumplir, señora ministra? En todo caso, le advierto de que habría que ir a la liberación completa más allá de Pina, porque la medida objetivamente no está funcionando. No llega ni al 3% el número de vehículos pesados que se han pasado de esta carretera sin desdoblar a la autopista paralela, ni el 3%. Y no olvide que, según datos oficiales de su ministerio, casi el 70% del tráfico de la N-II entre Fraga y Alfajarín es de camiones. Así que esa medida no está funcionando y tiene que profundizar en ella.

Concluyo ya. Le emplazo a que se tome este asunto con la seriedad y el rigor que merece, disipe las dudas, esclarezca las contradicciones de su propio ministerio y atienda con urgencia las legítimas reclamaciones de los vecinos de las comarcas de Ribera Alta del Ebro, Campo de Borja, Zaragoza, Ribera Baja del Ebro y Bajo Aragón-Caspe, que realizan periódicas marchas para que sus promesas no se olviden, así como también los acuerdos unánimes de las instituciones aragonesas.

Muchas gracias. (Aplausos).

La señora VICEPRESIDENTA (Villalobos Talero): Gracias, señor Yuste.
Señora ministra de Fomento.

La señora MINISTRA DE FOMENTO (Pastor Julián): Muchas gracias, señora presidenta. Señorías, señor Yuste, quisiera comenzar recordando a su señoría que en mi comparecencia del pasado 14 de marzo de 2012, hace ya más de una año, ante la Comisión de Fomento del Congreso de los Diputados, afirmé literalmente lo siguiente. En Aragón, con el horizonte del Pitvi, vamos a realizar actuaciones en la red de gran capacidad, y cité en concreto las nuevas autovías, la A-2 entre Alfajarín-Fraga y la A-68 entre Figueruelas y Mallén, cuya denominación, como usted sabe, es la correspondiente a la duplicación de los tramos de las carreteras convencionales la N-II y la N-232. Si tiene alguna duda, puede consultar el “Diario de Sesiones”. Eso quiere decir que cuando escasamente llevaba tres meses en el ministerio ya era plenamente consciente de la necesidad de actuar en estos tramos, esos tramos que, como sabe, son fundamentales para el futuro de Aragón. El Plan de infraestructuras, transporte y vivienda lo presenté y lo expliqué el 26 de septiembre ante la Comisión de Fomento del Congreso de los Diputados y, como usted habrá podido comprobar -estoy segura-, está en trámite en este momento y desde luego lo aprobaremos en muy pocas fechas.

Como usted sabe, el plan incluye que esa A-2 es la autovía del nordeste en Aragón y lo es en Cataluña y que la A-68 es completar la autovía del Ebro en La Rioja-Aragón y la Comunidad Valenciana. Lo puede encontrar, señoría, en las páginas 2.227 y 2.228 del documento Pitvi.

Señoría, me gustaría recordarle las palabras que dije sobre esas dos infraestructuras viarias y su inclusión en el Pitvi. Le diré que el criterio que sigue el Ministerio de Fomento para convertir en autovías aquellas carreteras que discurren de manera paralela a autopistas de peaje es, como no podía ser de otra forma, el recogido en el Plan de infraestructuras, transporte y vivienda, que dice lo siguiente. Dice que en cada una de ellas se lleva a cabo un estudio y un análisis detallado, señoría, en el que se tienen en cuenta factores como los siguientes: las condiciones de tráfico del itinerario con variables como la intensidad total de vehículos, el porcentaje de vehículos pesados, el tipo de tráfico, es decir, si es de largo recorrido o es de corto -lo que se denomina agitación-, las condiciones de seguridad vial o las afecciones a las distintas poblaciones. Todos esos factores, señoría, se han estudiado y se han tenido en cuenta en los proyectos que le voy a enumerar a continuación.

Señoría, quiero recordarle también algunos hechos importantes en relación con estas dos vías. En primer lugar, ¿sabe usted quién puso en servicio el último tramo de la A-2 en Aragón que se ha construido? Se lo voy a decir, fue un Gobierno del Partido Popular el que en 1998 licitó la variante de Fraga y la conexión con la variante de Lleida, 84 millones de euros, y en julio de 2002 otro Gobierno del Partido Popular el que la puso en servicio. En segundo lugar, ¿sabe usted quién puso en servicio el último tramo de la A-68 en Aragón que se ha construido? Se lo voy a decir. Fue un Gobierno del Partido Popular el que en el año 2000 licitó el tramo de la A-68 Zaragoza-El Burgo de Ebro y fue un Gobierno del Partido Popular el que la puso en servicio el 11 de noviembre de 2003. Por último, ¿sabe usted cuántos kilómetros puso en servicio en la A-2 o en la A-68 en Aragón el Gobierno socialista que ha estado durante siete años y pico en el Gobierno? Exactamente, señoría, cero kilómetros. En consecuencia, tengo que decirle que los Gobiernos del Partido Popular han hecho un esfuerzo importante en Aragón. Y ahora le voy a decir, en el tiempo que tengo, la situación que me he encontrado y lo que estamos haciendo.

Situación en diciembre de 2011, ausencia total de preocupación real y de actuaciones en la N-II y en la N-232. En la N-II, en el tramo entre Alfajarín y Fraga, había un estudio informativo que se había licitado en 2005 y que estaba pendiente de día desde 2009. El coste es de 390 millones de euros. En la N-232, entre Figueruelas y Mallén, había dos proyectos encomendados a Ineco en 2009 y suspendidos los dos, en este caso con un coste de 140 millones de euros.

Señoría, tanto en el caso de la N-II como en la N-232 somos conscientes, cómo no, de la problemática existente derivada del alto porcentaje de vehículos pesados y su incidencia en la seguridad vial. Hemos trabajado desde el primer día en estas dos carreteras, planificando las actuaciones necesarias y las mejoras inmediatas que había que acometer. Le voy a señalar las actuaciones que hemos llevado a cabo. Para empezar, hemos reactivado las actuaciones que el Gobierno anterior paralizó, dotando en el presupuesto el importe para llevar a cabo los estudios informativos y los dos proyectos de esos tramos que le he citado y que son para el estudio informativo de la duplicación de la carretera N-II entre Alfajarín y Fraga. No obstante, como usted sabrá, el trazado de la futura autovía discurre en un lugar de interés comunitario y una zona de huertas próxima al río Ebro. Por ello se sometió a información pública, se hicieron numerosas alegaciones y hubo oposición, como sabe, de algunos ayuntamientos de esa zona. Esto ha exigido una valoración más detallada de las posibles alternativas, antes de remitir el expediente definitivo al Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, y por eso en estos próximos meses lo remitiremos, pero teniendo en cuenta estas alegaciones. Una vez obtenida la DIA, como sabe, vamos a proceder de forma inmediata a licitar y adjudicar la redacción de los proyectos constructivos. Para los dos proyectos de duplicación de la N-232 entre Figueruelas y Mallén dedicamos, como sabe, 1,6 millones en el presupuesto, y esto es para que se hagan los dos proyectos suspendidos, hemos reactivado los proyectos, vamos a continuar con su redacción y, cuando esté terminada, su aprobación y su licitación.

En el ministerio somos conscientes de la situación y somos conscientes del abandono en el que se encontraban estos tramos. Como le he dicho, el tiempo nos va a dar la razón de que cuando un hace las cosas bien, las hace ordenadas, pero por supuesto teniendo los estudios y teniendo los proyectos, se pueden construir y se pueden hacer las cosas prioritarias. Yo también me pregunto cómo no se han priorizado esos tramos. Le podría poner también algunos ejemplos cercanos que tengo de cómo no se han priorizado algunos tramos especialmente sensibles en las carreteras españolas. Por eso, señoría, en paralelo, estamos realizando actuaciones a corto plazo que yo sé que usted conoce y que son para mejorar la seguridad vial. En primer lugar, las actuaciones de mejora de la seguridad vial de la N-II; la ejecución de una glorieta provisional en Alfajarín, actuando en un punto que es complicado; la ejecución de otra glorieta provisional en Nuez de Ebro, que se sitúa a dos kilómetros de la anterior. Estas obras las hemos iniciado el día 15 de abril y tienen una ejecución de varios meses para que estén en el verano. En fase de redacción tenemos el tratamiento específico del PK 340 al PK 342, que sabe que es un punto de concentración de accidentes, con un presupuesto de 2,3 millones de euros. Estamos ultimando la redacción del proyecto que fue sometido a información pública y en septiembre de 2013 se licitará de forma inmediata. Se plantea como solución definitiva a estas dos glorietas que le he nombrado de Alfajarín y Nuez de Ebro. También en la N-II, desde el acuerdo de la Comisión de Tráfico y Seguridad Vial, se están haciendo actuaciones en coordinación con la Dirección General de Tráfico para intentar que no haya adelantamientos indebidos. Por último, está en redacción el proyecto para la mejora de la intersección que conecta la autopista AP-2 y la carretera N-II en Pina, actuación cuyo importe es de un millón de euros. Esta actuación debe ser ejecutada por la concesionaria de la autopista y financiada por el Gobierno de Aragón en el marco del convenio firmado recientemente entre ambos para la reducción de los peajes. El convenio tiene que ser autorizado por el ministerio y lo hemos hecho en 2013; entró en vigor el 26 de febrero de 2013. Asimismo, en la carretera N-232 las actuaciones de mejora de la seguridad vial que estamos llevando a cabo son las siguientes: la redacción del proyecto para el tratamiento específico del tramo de concentración de accidentes PK 264 en el enlace entre la A-68 y la AP-68 en Alagón, con un presupuesto de 5,2 millones de euros; la redacción del proyecto para la mejora de la conexión de la AP-68 con la N-122 y el enlace de la N-232 con un presupuesto que es de 2,5 millones de euros.

Señor Yuste, como le he indicado, el Ministerio de Fomento está trabajando en la mejora de las carreteras N-II y N-232 en Aragón, lo que incluye las nuevas autovías que son necesarias para el desarrollo económico y la vertebración territorial de Aragón: la A-2 entre Alfajarín y Fraga y la A-68 Figueruelas y Mallén. Estamos trabajando en infraestructuras, estamos trabajando en transporte y también estamos trabajando en política de vivienda. Ha habido una intervención en este sentido hace apenas unos minutos y quiero decirle que alguien debía estar ausente de nuestro país cuando aprobamos un plan de vivienda que, como usted sabe, prevé 2.400 millones de euros para los próximos años. Me imagino que alguien estaría de excursión fuera de España y no se enteró.

Muchas gracias, señora presidenta. Muchas gracias, señorías. (Aplausos).

La señora VICEPRESIDENTA (Villalobos Talero): Muchas gracias, señora ministra.
Señor Yuste.

El señor YUSTE CABELLO: Señora presidenta. Señora ministra, los dos desdoblamientos a los que me refiero están en el PITVI. Eso es cierto, usted lo dijo y me consta que están ahí, pero la pregunta es cuándo estarán desdoblados y se podrá circular por ellos, porque ¿hay que esperar a 2024, que es el plazo de duración del PITVI, o estarán antes? Usted, de fechas y plazos, no ha dicho nada.

De sus palabras podemos ya deducir que descartamos definitivamente que la solución pueda ser la liberación permanente de peajes como alternativa a las obras. Por tanto, la única opción que baraja su Gobierno es el desdoblamiento. Entonces, aleccione al señor Catalá, porque el secretario de Estado de Infraestructuras no debe tener ninguna duda ni debe lanzar ninguna sombra de duda sobre estos compromisos con Aragón que usted acaba de plantear formalmente. Que se eliminen las sombras de duda, que no haya en ese sentido ninguna contradicción más y que cuando le pregunte al presidente del Gobierno por estas cosas el papel que le pasen diga exactamente esto que ha dicho usted y no otra cosa.

Yo no tengo ningún problema en que sea usted la que logre esto y que sea un Gobierno del Partido Popular el que culmine este desdoblamiento. Ojalá. Dese prisa. Me encantaría que fuera no un Gobierno del Partido Popular en general sino este Gobierno en esta legislatura el que culminara o dejara a puntito de inauguración los desdoblamientos en Aragón. Le invito a que pise el acelerador. Si lo hace, si en 2015 tenemos ya los desdoblamientos concluidos o a punto de inaugurarse, yo mismo pediré que le pongan a usted un monumento en cualquier lado de la autovía que quiera, porque habrá hecho un gran trabajo y yo se lo reconoceré. No soy nada sectario en ese sentido. Se lo reconoceré, pero hágalo porque ya llevamos demasiados años esperando.

No hace falta que se esfuerce en acusar a los Gobiernos anteriores. Nos consta perfectamente cómo se desarrollaron los acontecimientos. Los pocos avances que hubo en los Presupuestos Generales del Estado fueron a iniciativa de mi antecesor, de José Antonio Labordeta, el diputado de Chunta Aragonesista, y costó mucho pelear esos avances. Por lo tanto, nos consta que no es un camino fácil, no lo fue entonces ni, me temo, lo está siendo ahora.

Usted ha hablado de la ejecución de los proyectos, pero sabe que el proyecto de la N-232 estaba previsto que se acabara en el año 2012, y en una reciente respuesta parlamentaria nos acaban de confirmar que se retrasa hasta 2013. Ese retraso ya es responsabilidad suya. Ojalá este año se acabe la elaboración del proyecto y no nos vengan con otra respuesta diciendo que se retrasa a 2014. No nos gustaría que fuera así. No nos gustaría que se retrasaran ni un año más ni un mes más estos proyectos que llevan ya demasiados años. Por lo tanto, me gustaría que hubiera respuestas concretas en cuanto a esa pregunta que no sé si es tan complicada: ¿Cuándo veremos máquinas trabajando? ¿Cuándo podrán circular los vehículos por autovía de continuo entre Madrid y Barcelona o de continuo entre Navarra y Zaragoza, al menos? ¿Cuándo veremos esos vehículos trabajando? Esa es la pregunta: plazos. Comprométase aquí.

¿En qué situación queda la liberación parcial de peajes durante la duración de las obras hasta que estén concluidas las autovías? Le daba antes los datos, casi el 70% del tráfico en la N-II entre Fraga y Alfajarín son camiones, y la liberación del peaje entre Alfajarín y Pina apenas ha eliminado el 3% de los camiones que circulaban. Por lo tanto, hace falta algo más. Unos compañeros míos hicieron una prueba testimonial y un domingo por la tarde, fíjese, recorrieron la carretera entre Alfajarín y Fraga y se cruzaron con 412 camiones, lo estuvieron anotando; 412 camiones en 94 kilómetros es una media de cinco camiones por minuto, que es una barbaridad, y eso un domingo por la tarde. Por lo tanto, estamos hablando de que no está funcionando esa liberación de peajes hasta Pina. Hay que prolongarla a todo el trazado. Desde luego, cumpla su compromiso de que iba a sumarse en esa subvención esa bonificación del 50% del peaje para camiones. Pero hágalo yendo más allá, hágalo yendo hasta todo el trazado de la autopista.

Concluyo ya. Señora ministra, ojalá en esta legislatura veamos que se empieza a solucionar el problema. Desde luego se lo reconoceré si eso ocurre. En todo caso, sepa que estaremos vigilantes, estaremos muy alerta para que esta reivindicación, que entendemos que tiene que ser una prioridad para su Gobierno, no se olvide.

Muchas gracias. (Aplausos).

La señora VICEPRESIDENTA (Villalobos Talero): Gracias, señor Yuste.
Señora ministra.

La señora MINISTRA DE FOMENTO (Pastor Julián): Gracias, señora presidenta, señorías.

Señor Yuste, además de todo lo que ya estamos haciendo -como le he dicho y le he explicado-, estamos también actuando con medidas para que haya uso de la autopista de peaje por los vehículos pesados mediante rebajas de los peajes en la AP-2 y en la AP-68. Como sabe, se implantaron unas reducciones de peaje cofinanciadas al 50% por el Ministerio de Fomento y el Gobierno de Aragón que consistían en establecer la gratuidad para vehículos ligeros que utilizaran el sistema de telepeaje en trayectos de ida y vuelta en el día en la AP-2 entre Alfajarín y Fraga y en la AP-68 entre Zaragoza y Gallur. Durante 2012 el Ministerio de Fomento ha sufragado esas rebajas de peaje en esas dos autopistas que tuvieron un coste total de 2,6 millones de euros y además hemos incrementado en 2013 su dotación en 2 millones de euros más mediante enmiendas en el presupuesto. Es decir, se ha aumentado la partida destinada a reducciones de peaje en los tramos aragoneses de las autopistas AP-2 y AP-68. De esta manera, ofrecemos alternativas de menor coste al tráfico de largo recorrido que discurre por la carretera N-II y por la N-232 con objeto de desviarlo y en consecuencia reducir los riesgos de siniestralidad. Así, para este año 2013 disponemos de partidas presupuestarias por un importe total de 5,1 millones de euros para reducciones de peaje en Aragón, 2,8 millones para la AP-2 y 2,3 millones para la AP-68. Además de estas reducciones sufragadas por el Ministerio de Fomento, hemos autorizado el convenio entre el Gobierno de Aragón y la concesionaria por la que se han establecido los siguientes descuentos para vehículos pesados con sistema de telepeaje que financia el Gobierno de Aragón. En la AP-2, con un coste estimado de 1,2 millones, entre Alfajarín y Pina se ha establecido la gratuidad del peaje para movimientos internos. Y entre Pina de Ebro y Fraga, un descuento del 50% del peaje para los movimientos internos. En la AP-68, con un coste de 0,55 millones de euros anuales, en el tramo entre Zaragoza-Alagón o Gallur se ha establecido un descuento del 50% también para los movimientos internos. El ahorro que suponen estos descuentos para un camión oscila entre los 2,8 y los 12 euros. Le voy a poner varios ejemplos: Alfajarín-Pina, anterior peaje, 6,6; nuevo peaje, cero euros. Alfajarín-Bujaraloz, 12,30; ahora, 6,15. Alfajarín-Fraga, 24,05; ahora, 12. Pina de Ebro-Bujaraloz, antes, 6,45; ahora, 3,25. Tramo Gallur-Alagón, de 5,8 a 2,9; o Alagón-Zaragoza, de 5,6 a 2,8. Señoría, hemos conseguido la captación del tráfico pesado como consecuencia de estas medidas, aunque es relativamente baja -y tiene usted razón- debido al escaso tiempo desde su implantación y en el caso de la AP-68 porque no se extendía hasta Tudela. El Gobierno de Aragón solicitó al ministerio la autorización para que la reducción se pudiera extender a esta localidad y le puedo anunciar que hoy mismo se ha autorizado al Gobierno de Aragón para que la rebaja de peaje se pueda extender hasta Tudela, reducción que entrará en funcionamiento el próximo día 15 de mayo.

Señoría, el Ministerio de Fomento está realizando un esfuerzo inversor importante en un momento como este, lo está realizando y le puedo asegurar que estamos haciendo el máximo esfuerzo. El presupuesto de inversión para Aragón para el año 2013 asciende a 311,9 millones de euros, un 18% por encima de la media nacional en inversión por habitante. En infraestructuras viarias, señorías, tenemos previstos en los presupuestos 233 millones de euros y le recuerdo que al llegar al Gobierno nos encontramos en una situación caótica que le voy a describir. La A-21 Jaca-Pamplona tenía actuaciones en nueve tramos y quedaban por invertir 348 millones. De los nueve tramos, tres estaban con el proyecto aprobado, dos en servicio, cuatro en obras pero sin una planificación de continuidad. La A-23, entre Nueno y Jaca, tenía actuaciones en diez tramos, quedaban 415 millones de euros sin invertir; ocho de los tramos, los que estaban más al sur, en obras, aunque el intermedio estaba en proyecto. Parecería que se estuviera haciendo una especie de puzzle: aquí quedo bien con unos y aquí quedo mal con otros. Esta situación, en el actual escenario de restricciones presupuestarias, nos ha llevado a poner racionalidad y orden en la ejecución de las obras, de modo que vayamos concluyendo tramos con continuidad y avanzando del sur hacia el norte.

El eje pirenaico es una infraestructura clave para las zonas turísticas pirenaicas. La mayor parte de las actuaciones que el ministerio tiene previsto realizar son variantes de población, acondicionamientos de carretera o variantes de trazado, que intentan resolver los problemas que tiene el trazado actual al tratarse de una zona de alta montaña. El nuevo trazado Fiscal-Sabiñánigo, en servicio desde julio de 2012 -y, por cierto, pagado ya-, ha supuesto, sin duda, una mejora sustancial. Estamos trabajando en los proyectos Congosto de Ventamillo-Campo y en el túnel de Balupor-Fiscal, en trámite de evaluación ambiental, como sabe, además de la conversión en autovía de la N-232 y este desdoblamiento de la N-II en su tramo aragonés. También hay otras actuaciones en la red de alta capacidad en Aragón, como el impulso de la A-40 para hallar alternativas ambientalmente viables al tramo Cuenta-Teruel o el impulso a la A-15 en el tramo entre Ágreda y el límite con la provincia de Navarra, con un coste de 60 millones de euros y que tenía suspendida la redacción del proyecto.

Termino, señora presidenta. Estamos haciendo un esfuerzo muy importante. Usted me pide una fecha para la terminación del desdoblamiento de estas dos vías. Señoría, tiene que estar terminado el proyecto, tiene que haber la declaración de impacto ambiental. Es una irresponsabilidad subir a esta tribuna -como yo he visto desde el escaño, igual que usted- y hablar de infraestructuras que iban a ser terminadas en 2007, 2008, 2009 y 2010 en las que apenas se había invertido un solo euro. Por eso, señoría, cuente con mi máxima colaboración para seguir adelante con las infraestructuras.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actividad parlamentaria, Comunicaciones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s