El miércoles interpelo a la ministra de Fomento sobre los desdoblamientos

El miércoles 24 me corresponde en el Pleno del Congreso interpelar a la ministra de Fomento Ana Pastor acerca de los desdoblamientos pendientes en Aragón y las declaraciones contradictorias con las que desde el Gobierno se refieren a ellos. ¿En qué quedamos, Sra. Ministra?  ¿Desdoblamientos o liberación de peajes de las autopistas paralelas? ¿O ninguna de las dos opciones?

La diversidad de respuestas formuladas por los responsables del Gobierno con respecto al criterio a seguir en los procesos de desdoblamiento de las carreteras dependientes del Ministerio de Fomento, que discurren de forma paralela a autopistas de peaje, concretamente los tramos aragoneses de la N-II entre Pina de Ebro y Fraga y de la N-232 entre Mallén y Figueruelas, ha creado una creciente indignación entre los usuarios y las diversas administraciones de los territorios por los que discurren estos trazados, incluido el propio Gobierno de Aragón.

El pasado 5 de octubre de 2012 el Secretario de Estado de Infraestructuras, Rafael Catalá, afirmó en la Comisión de Fomento: “Es un tanto complicado sostener que todos los tramos de carreteras nacionales que transcurren en paralelo con autopistas de peaje deban ser desdoblados”. Tal declaración provocó las críticas de todos los grupos parlamentarios de las Cortes de Aragón y del propio Consejero de Presidencia del Gobierno de Aragón, así como una matización posterior desde el propio Ministerio de Fomento.

No obstante, el pasado 20 de febrero de 2013, durante la celebración del Debate de Política General sobre el “Estado de la Nación”, el propio Presidente Mariano Rajoy me respondió, al preguntarle por los desdoblamientos pendientes en Aragón: “En relación con las demandas de carreteras, no se desdoblan, ya que existen en paralelo autopistas de peaje”. Afirmación que fue matizada posteriormente por fuentes del Ministerio de Fomento, pero que ha vuelto a generar confusión sobre los verdaderos planes del Gobierno con respecto a estas infraestructuras, que son reclamadas, de manera unánime por las instituciones y la sociedad aragonesas.

Con la intención de esclarecer definitivamente las clamorosas contradicciones de los máximos responsables del Gobierno en esta materia y, por supuesto, de impulsar compromisos que aceleren las inversiones precisas para completar estos tramos sin desdoblar, los de mayor siniestralidad de las carreteras aragonesas, que ya suman doscientos muertos en diez años, he presentado la interpelación «sobre el criterio del Gobierno a la hora de transformar en autovías aquellas carreteras que discurren de manera paralela a autopistas de peaje, con especial referencia a la N-II y N-232 en sus tramos aragoneses».

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actividad parlamentaria, Comunicaciones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s