“Sin municipalismo no hay democracia”

Concentración contra la reforma local NO (Zaragoza, 3/04/2013)

Ayer alcaldes y concejales de casi todos los partidos se concentraron en Zaragoza ante la sede del Gobierno de Aragón para expresar su rechazo al anteproyecto de reforma de la administración local. Representando a la veintena de alcaldías de CHA, en el primer plano de la imagen, portando la pancarta, se ve a José Luis Montero y a Miguel Jaime, alcaldes de Villamayor de Gállego y de Longares; más allá estaba Paco Romeo, alcalde de Ricla. CHA exige la retirada de la propuesta de reforma de la Administración Local que abre la puerta a la privatización de servicios y dejará a miles de aragoneses/as sin servicios públicos en el medio rural. En palabras del Presidente de CHA Pepe Soro, “el PP pretende cerrar de un portazo la primera puerta a la que llama un ciudadano cuando demanda un servicio, la de los ayuntamientos. Sin municipalismo no hay democracia, porque la política de cerca y la capacidad de decidir en cada municipio cuáles son las prioridades, qué servicios se precisan y cómo se prestan, es democracia útil y participativa. Pero al PP le interesa recentralizar y homogeneizar pasando por encima de la organización comarcal, que es la forma que hemos elegido en Aragón para gestionar nuestros recursos y prestar los servicios públicos”. Para CHA es momento de retirar la propuesta de reforma de la administración local y priorizar “una reforma de la ley de financiación local, que garantice que los ayuntamientos pueden funcionar”. CHA recuerda que ya inició una campaña en este sentido pidiendo que se garantice un euro al día por habitante como mínimo. Aragón no tiene nada que ver con la Comunidad de Madrid pero pretenden implantar la misma receta para todos/as, condenar a la desaparición de la mayoría de los municipios aragoneses, recuperar obsoletas instituciones como las diputaciones y favorecer la privatización de los servicios.

Ayer mismo, aniversario de las primeras elecciones municipales democráticas tras el franquismo, se hizo pública la siguiente declaración del Grupo Parlamentario de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) en defensa de la democracia local:

Hoy, 3 de abril, conmemoramos el 34º aniversario de las primeras elecciones municipales desde la vuelta de la democracia a nuestro país. Ese día, los hombres y mujeres de los pueblos y ciudades de España con derecho a voto acudieron masivamente a elegir a sus concejales y concejalas, con la certeza de que esa cercanía iba a ser clave para el desarrollo posterior de su municipio. La ilusión por desarrollar un gobierno democrático en la administración más cercana se reflejó en la transformación de las ciudades, pueblos, aldeas y pedanías, impulsados por el empuje activo de una ciudadanía ávida de cambios y de mejoras.

Treinta y cuatro años después la democracia local, que con tantas dificultades se construyó por todos y todas, está en peligro por una reforma de la Administración Local con la que el PP pretende vaciar la función social de los Ayuntamientos y privatizar los servicios básicos que quedan en manos públicas, es decir, de todos y todas.

Con esta ‘ley anti-ayuntamientos’, las Diputaciones asumirán la prestación de servicios de los Ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes si no atienden a un ‘coste estándar’, fijado por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, que estará por debajo del coste real de los servicios. Esta reducción de costes tendrá consecuencias: privatizaciones, menos y peores servicios públicos, así como la pérdida de empleo municipal. Además, las Diputaciones impondrán en ese caso los impuestos locales a los municipios. También las ciudades de más de 20.000 habitantes verán mermados sus servicios básicos y deteriorados los empleos municipales debido a la imposición de ese ‘coste estándar’. En el caso de los pueblos de menos de 5.000 habitantes se abre la amenaza de la intervención, que hará desaparecer en la práctica su entidad como municipio.

Desde su fundación hemos sido fuerzas municipalistas, que ponen en práctica en los Ayuntamientos que dirigimos formas de gobernar diferentes, cercanas a los intereses del pueblo y de la clase trabajadora, con preocupaciones por los derechos sociales de sus vecinos y vecinas, aún más importantes en los momentos en que vivimos, donde el Ayuntamiento, como administración más cercana, realiza y debe seguir realizando un papel de atención mayor y más sensible a las personas que peor lo están pasando.

En conmemoración de este aniversario, hacemos un llamamiento a la defensa de los pueblos y ciudades para que sean espacios de ejercicio democrático al servicio de los intereses de sus gentes y no de quienes quieren hacer negocio a costa de la calidad de vida y los derechos de los pueblos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Medio rural, Política española, Territorio. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s