Ecos del Debate

cara a cara entre Chesús Yuste y Mariano Rajoy (20/02/2013)Como Rajoy, en su primer turno, traspapeló lo que le habían preparado para responderme a mí sobre las reivindicaciones aragonesas y dejó la lectura de dichos papeles para su segundo turno, no tuve opción de darle la réplica. Por eso, aprovecho que Heraldo me preguntó ayer para dejar constancia ahora en este blog de cómo valoro las palabras y el tono del todavía Presidente del Gobierno:

1) Como ya le dije en la investidura, ya sé que hay otros diputados aragoneses. Pero no se les ve. En todo caso, en el Debate más importante del año, tuve el honor de ser el único aragonés que intervino y, si el Presidente Rajoy tuvo que “rebajarse a hablar de asuntos localistas”(permítaseme la ironía), asuntos que tanto preocupan a los aragoneses, fue porque yo le interpelé directamente. Si se abordan las problemáticas de Cataluña, Euskadi, Galicia, Canarias, País Valenciano, Asturias o Navarra, ¿por qué no se van a tratar de las especificidades de Aragón en el debate de política general?

2) Después de oír al Presidente Rajoy hablar de Aragón, salgo más preocupado de como entré. No trató a Aragón con el respeto que merece. Yo le interpelé en nombre del pueblo aragonés, de quienes me votaron y de quienes no lo hicieron, porque le planteé las inquietudes ante la paralización de proyectos que concitan la unanimidad de las instituciones aragonesas, el máximo consenso político y social. Ni este diputado ni el pueblo aragonés merecía ni su “olvido” inicial ni la displicencia con que me respondió finalmente. Por eso, le recordé a Labordeta. Que Rajoy hiciera bromas con que se le “traspapeló” Aragón resulta paradigmático, viendo los retrasos y los incumplimientos del Gobierno español con sus compromisos con los aragoneses.

3) Y que se confundiera (al parecer) al hablar de los desdoblamientos de la N-II y de la N-232 y de la liberación de peajes en las autopistas paralelas AP-2 y AP-68, viene a evidenciar la confusión del Gobierno en este asunto, que es capital para la sociedad aragonesa. Primero la ministra de Fomento se compromete a hacer los desdoblamientos, pero las inversiones necesarias nunca llegan, luego el Secretario de Estado de Infraestructuras afirma que desdoblar es hacer “competencia desleal” a las concesionarias de las autopistas, después la ministra le desautoriza confirmando el compromiso de desdoblar, el miércoles en el debate Rajoy dice textualmente que  «en relación con las demandas de carreteras, no se desdoblan ya que existen en paralelo autopistas de peaje», a continuación lo desmiente la ministra atribuyéndolo a un error presidencial… Nos están sometiendo a una ducha escocesa. A estas alturas lo único claro es que las obras de los desdoblamientos están demorándose año tras año, que se posponen las inversiones precisas y que el presunto lapsus del Presidente resulta coherente con la afirmación rotunda del nº 2 de Fomento cuando anteponía los intereses de las autopistas a los de los ciudadanos que se juegan la vida cada día en esos tramos sin desdoblar en Aragón. Es decir, que no estoy seguro de que fuera un error de Rajoy.

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actividad parlamentaria, Comunicaciones, Presupuestos del Estado. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s