El dinosuario del ejecutivismo y la morosidad autonómica

Esta es la transcripción de mi intervención para fijar la posición del Grupo Parlamentario IU, ICV-EUiA, CHA: La Izquierda Plural, con respecto al PROYECTO DE LEY Orgánica por la que se excluye del ámbito de aplicación de la disposición adicional de la Ley Orgánica 3/2006, de 26 de mayo, de reforma de la Ley Orgánica 5/2001, de 13 de diciembre, complementaria de la Ley General de Estabilidad Presupuestaria, a determinados mecanismos de financiación. (Pleno del Congreso, 15/03/2012).

El señor YUSTE CABELLO: Muchas gracias, señor presidente.
Señorías, señor ministro:  «Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí». Ese es el microrrelato de Augusto Monterroso, que es el más célebre de la literatura española y que me vino a la cabeza cuando estaba preparando este debate, y no solo porque los empresarios y autónomos que sufren la morosidad de las administraciones públicas las vean como un dinosaurio lento y moroso; tampoco porque el contenido de este proyecto de ley sea breve, que lo es, incluso más breve el contenido que el título -¡y vaya título!-. Me perdonarán que no lo repita, ya lo ha dicho el presidente antes. Me ha venido el microrrelato a la cabeza porque hoy nos encontramos con que el dinosaurio sigue ahí. El dinosaurio del ejecutivismo. Este Gobierno lleva ocho decretazos en apenas diez semanas. Se ha acostumbrado a legislar a golpe de silbato, reduciendo el papel del Parlamento a la mínima expresión. Apenas somos un escenario de trámite, donde además la pluralidad de la Cámara está constreñida por un sistema de cuotas impuesto por el bipartidismo para autoperpetuarse y para encorsetar las iniciativas de los grupos parlamentarios medianos y minoritarios. Ese es el dinosaurio con el que nos enfrentamos cada día en esta Cámara.

Hoy es verdad que no combatimos la convalidación de un real decreto-ley, pero este proyecto de ley orgánica se tramita por lectura única, es decir por un procedimiento de urgencia, y la reforma de la Ley General de Estabilidad Presupuestaria, que está en plazo de enmiendas en estos momentos, también viene por trámite de urgencia; es decir, se está gobernando a golpe de silbato, y eso menoscaba el papel del Parlamento. Por eso, tras los intensos plenos de estas últimas semanas, con reformazos y decretazos, casi parece que el de hoy es un Pleno de trámite, algo irrelevante, está cantado el resultado, hay una amplia mayoría que le va a respaldar a usted, señor ministro. Bueno, vamos a hacer nuestro trabajo porque este no es un Pleno de trámite.

Con este proyecto de ley orgánica hoy se nos propone eliminar un corsé de la Ley complementaria a la Ley General de Estabilidad Presupuestaria que venía incidiendo a la Administración General del Estado en respaldar a las comunidades autónomas en sus compromisos de gasto. Evidentemente hace falta eliminar previamente esta limitación para poder poner en marcha a continuación iniciativas extraordinarias de colaboración para hacer frente a la morosidad de las comunidades autónomas. ¿Cómo vamos a oponernos a que se elimine ese corsé? No es mala medida. Más corsés deberían eliminarse a nuestro juicio en la legislación de estabilidad presupuestaria; más corsés deberían eliminarse y no imponerse más, que es lo que va a hacer este Gobierno con la reforma de la Ley de Estabilidad, etcétera. ¿Cómo vamos a oponernos? No queremos prejuzgar cuál puede ser la posición de nuestro grupo parlamentario cuando se tramite la norma que establezca ese mecanismo extraordinario para combatir la morosidad de las comunidades autónomas, esto es, cuando se convalide el Real Decreto-ley 7/2012, que supongo que es el que pone en marcha estas medidas. Desde luego, si va a servir para que la gran banca vuelva a hacer negocio mientras se fuerza a pymes y autónomos a renunciar a la mayor parte de la deuda; o si sirve para que el Gobierno central invada competencias autonómicas como se ha hecho con la autonomía municipal en el Real Decreto-ley 4/2012, que se convalidó en el Pleno anterior, será difícil que pueda contar con el respaldo de nuestro grupo. En todo caso, no adelantemos acontecimientos.

Por supuesto que la morosidad de las administraciones públicas es un hecho muy grave, una de las consecuencias más visibles de la crisis, pero también es a su vez causa del ahogamiento de pymes y autónomos generando una espiral de impagos que está amenazando la supervivencia de muchas empresas y por consiguiente la continuidad de muchos empleos, y a La Izquierda Plural nos preocupa mucho la dramática situación que están atravesando las pequeñas empresas y los autónomos y por supuesto los trabajadores de esas empresas. La situación se agrava porque las entidades financieras prefieren especular con los créditos que reciben del Banco Central Europeo al 1% en lugar de cumplir con su trabajo, en lugar de cumplir con su función que debería ser conceder créditos a empresas y familias. ¿Se les puede llamar bancos si no cumplen con su función? Esa es la situación que estamos viviendo en la actualidad.

Resumiendo, está bien actuar para atajar la morosidad de las administraciones públicas, por supuesto; otra cosa es que no compartamos la fórmula elegida por su Gobierno, lo expuso mi compañero de grupo el señor Garzón en el último Pleno, no voy a reiterar sus argumentos.

Me van a permitir que realice una observación. Señor ministro, atender los pagos pendientes de 2011, de 2010, de 2009, de 2008… sin duda será de gran alivio para muchas empresas y autónomos. Me temo que se va a llegar tarde en muchos casos, pero supongo que más vale tarde que nunca. En todo caso si este Gobierno en 2012 continúa recortando el gasto público, continúa reduciendo las inversiones al mínimo, nadie duda de que eso va a acentuar la parálisis que vive nuestra actividad económica; que eso nos va a hundir aún más en el estancamiento y en la caída; que va a atrasar cualquier posible futura salida de la recesión. A esa vuelta a la senda del crecimiento de la que usted habla no se va por ese camino. Ese abuso de la austeridad, independientemente de que se pueda subir o bajar medio punto el déficit, el listón de déficit impuesto por Bruselas, va a ser fatal para la economía española. Lo están advirtiendo premios Nobel de Economía de distintos pelajes, señor ministro. Por lo tanto es una opinión que habrá que tener en cuenta, y desde luego su Gobierno no está actuando en consecuencia.

Lo de hoy es un parche, uno más. A nuestro juicio hace falta una apuesta decidida por la estimulación de la actividad económica; hace falta una política activa, proactiva, una política industrial activa, una política económica proactiva, un cambio del modelo productivo; hace falta todo eso pero ustedes están mirando hacia otro lado, y nos prometen además unos Presupuestos Generales del Estado que solo podríamos calificar de economía de guerra. Insisten en una receta equivocada, señor ministro, que no solo está exigiendo enormes sacrificios a este país, esto es a la ciudadanía, sino que tampoco va a ayudarnos a salir de la crisis.

Hechas todas esas consideraciones, concluyo ya anunciando, en este caso concreto de este pequeño proyecto de ley orgánica que elimina un corsé de la Ley complementaria de Estabilidad Presupuestaria, la abstención del Grupo Parlamentario de La Izquierda Plural en esta ley orgánica de nombre tan ininteligible como su política económica, señor ministro. A ver si en el próximo Pleno el dinosaurio se ha movido un poco.

Muchas gracias.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actividad parlamentaria, Economía, Política española. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s