Una malísima noticia

Malísima noticia. Eso sí, esperada tras meses de incertidumbre. Ningún responsable político podrá decir que le pilló por sorpresa. Se veía venir. GM ha vendido Opel a Magna y a su socio financiero ruso y eso se va a traducir en un importante recorte de la plantilla y en una terrible incertidumbre acerca del futuro industrial de la planta aragonesa de Figueruelas. Y ni Zapatero ni Iglesias se han batido el cobre para defender el empleo de Opel. Han andado desaparecidos mientras la canciller Angela Merkel ha puesto toda su artillería en defensa de los intereses de sus contribuyentes. La comparación entre los primeros ministros de España y Alemania es odiosa. Los intereses de Aragón, a los pies de los caballos. Y el impotente Marcelino pide prudencia. Manda huevos, que diría Trillo. Con su prudencia, así nos va.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Economía, Europa, Industria, Política española. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Una malísima noticia

  1. Ponzán dijo:

    ¿Opel salvada de las aguas?

    Bruno Odent | L´Humanité

    Alemania. Un acuerdo preliminar ha sido alcanzado con General Motors para la venta de su filial europea, sin embargo…

    General Motors (GM) y la canciller Ángela Merkel han anunciado conjuntamente ayer (10 de septiembre) la venta de Opel al proveedor canadiense Magna, respaldado por el banco ruso Sberbank, tal como deseaba el gobierno alemán. A diecisiete días de las elecciones legislativas, este anuncio podría mejorar el blasón social de la canciller que intenta sucederse a sí misma. Así aparecería como la que ha salvado la firma germana de la quiebra y ayudado a mantener el máximo empleo. “Estoy muy contenta” de esta decisión, proclamó de inmediato Ángela Merkel.

    Sin embargo, si el gigante de Detroit ha confirmado su intención de mantener sólo el 35% de los valores de Opel para vender el 55% a Magna, al mismo tiempo ha anunciado que “algunos puntos” debían “ser negociados todavía ” y que el acuerdo final – no sería firmado antes de ” las próximas semanas “. Dicho de otro modo: después de las elecciones generales. Cualquier mala noticia como el impacto de la reestructuraciones de empleo no se conocerían hasta más adelante.

    El sindicalista deIG Metall, Klaus Franz, presidente del comité de empresa de Opel, no se engaña. Alegrándose también de la venta de Opel por GM, sin embargo ha añadido de inmediato: ” si GM sigue planteando todavía condiciones, nos arriesgamos a comprobar después de las elecciones si Magna puede cumplirlas. “En la fábrica de Bochum, otro dirigente sindical ha respondido más duramente:” Nada me sorprende de GM. Ellos dijeron: “Nunca Magna” para mantener las empresas en Europa y debido a preocupaciones frente a los rusos. Juegan sin cesar al póker… ”

    La oferta de Magna también se basa en la obtención devarios miles de millones de euros – garantías públicas en Alemania. El proveedor se ha comprometido a no cerrar las fábricas en Alemania, pero podría eliminar alrededor de 10 000 puestos de trabajo. Dependiendo de las condiciones impuestas por GM, la resta final en términos de empleo podría ser todavía mucho mayor.

  2. Pingback: Una malísima noticia | Bloglíticos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s