Otra muestra de la ‘sensibilidad’ de Enrique Múgica

“Hablar a los tontos es muy difícil”, opinó Múgica, quien aludía a la sensibilidad para justificar el toreo. “No hay argumentos racionales para defender el toreo. Yo pienso en los filósofos ateos del siglo XIX que intentaban explicar de manera racional la existencia de dios”, ha argumentado Múgica, quien apostilló: “O se cree o no se cree, es sensibilidad suprema”.
Múgica recurre a la “especial sensibilidad” de las personas que aprecian “la estética del toreo”. “Esa es una sensibilidad que yo tengo”, asegura el Defensor del Pueblo, quien ha concluido: ““¡Vaya a los tontos a demostrarles nada. No cabe la demostración!”.

(Enrique Múgica, Defensor del Pueblo, en la Cadena COPE).

De otro no me lo hubiera podido creer. Pero de él me creo cualquier cosa. Pero ¿¿¿cómo va a decir algo así un alto cargo del Estado, nada menos que el Defensor del Pueblo, en una entrevista en la radio??? ¿Cómo va a llamar tontos a todos aquellos que estamos contra las corridas de toros? ¿A qué fin? ¿Cómo es posible? Pues sí, es posible… si “el listo” es Enrique Múgica Herzog. (Además, era por la tarde, después de comer).

En su dilatada trayectoria política ha coleccionado innumerables anécdotas, deslices, chistes (por decir algo) sin gracia, ofensas graves, estulticias de campeonato… La primera que recuerdo fue en un debate en TVE en las elecciones de 1977, en que, como candidato del PSOE, se enfrentó en un cara a cara con Pilar Bravo (del PCE). Su principal argumento aquella noche fue “yo no me contradizco, yo no me contradizco”. Lo malo de esta errata oral es que la repitió cinco o seis veces a lo largo del programa provocando la hilaridad de los espectadores.

Otra anécdota muy buena que refleja muy bien el talante de este personaje es la que protagonizó en setiembre de 1990, siendo Ministro de Justicia. El ministro Múgica, creo recordar que de visita en la nueva sede del Consejo General del Poder Judicial, recibió la petición que le hizo la consejera Cristina Alberdi en el sentido de que hubiera más mujeres en el órgano de gobierno del tercer poder del Estado (que se encontraba en vísperas de su renovación). La respuesta del ministro fue la siguiente: “Pero ¿es que han hecho cocinas en el nuevo edificio del Consejo?”

Nadie entendió el presunto sentido del humor de Múgica (quizá Torrente o algún otro oligofrénico de cerebro medieval). Aquel comentario machista hizo corre ríos de tinta. No hay mejor tarjeta de presentación para un tipo como él.

También recuerdo que, siendo Defensor del Pueblo, declaró desear que ciertos presos “se pudrieran en la cárcel”. Puede sorprender que un Defensor del Pueblo contradiga (o “contradizca”) la legislación penitenciaria que persigue la reinserción social de los delincuente (incluso de los condenados por terrorismo). Pero no hay que escandalizarse, a fin de cuentas, a Múgica lo designó Aznar (metiéndole un gol al propio PSOE).

Seguro que los lectores de este blog recuerdan más anécdotas que nos van a ayudar a definir a este hombre. Podéis contarlas en los comentarios, así nos reímos todos.

Amigos antitaurinos y amigas antitaurinas, las palabras de Enrique Múgica Herzog son despreciables, pero no merecen que os soliviantéis. La verdad es que, en boca de semejante tipo, la palabra ‘tonto’ es un gran piropo. Sinceramente, si un individuo como éste se declarara antitaurino, entonces tendríamos que empezar a preocuparnos. No obstante, creo que es la gota que desborda el vaso. Su visión tan peculiar de la “sensibilidad” le imposibilitan para desempeñar tan importante función en una sociedad democrática. Necesitamos otro Defensor del Pueblo, más acorde al siglo XXI, que no sea machista ni faltón ni inculto, que no disfrute de la crueldad con los animales y que demuestre su sensibilidad defendiendo al pueblo. ¡Múgica, vete ya!

Esta entrada fue publicada en Actualidad, Política española, Protección animal. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Otra muestra de la ‘sensibilidad’ de Enrique Múgica

  1. Pingback: Otra muestra de la "sensibilidad" del Defensor del Pueblo Enrique Múgica

  2. 39escalones dijo:

    Menudo elemento, el señor Múgica. No sé por qué a este señor no se le aplicó lo de la jubilación a los 65 años. Mejor estaría en su casa viendo los toros por la tele… perdón, si ya no los ponen…
    Un abrazo.

  3. Es un impresentable, pero no debería sorprendernos.
    Que se largue.

    Marta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s