La Iglesia perseguida

La jerarquía religiosa conspiró para acabar con Jesús, con su peligroso mensaje de amor, absolutamente subversivo en un templo lleno de dogmas y de fariseismos. Lo calumniaron, lo acusaron falsamente, buscaron la complicidad del Imperio y al final consiguieron que fuera detenido, torturado, juzgado, condenado y asesinado en una cruz. Eso es lo que se conmemora en Semana Santa. Pero, igual que no se puede hacer un agujero en el agua, tampoco los dueños del templo pudieron hacer callar el mensaje de Jesús. Resucitó al tercer día. Eso es los que se celebra este Domingo. Pero la historia se repite. No es de extrañar que la jerarquía religiosa española haya elegido la Semana Santa para perseguir el peligroso mensaje de Jesús que no sólo se predica, sino que se vive en la Parroquia de San Carlos Borromeo, en el barrio de Entrevías de Madrid. Semejante ejemplo subversivo debe ser eliminado. Para la jerarquía religiosa, las normas y los reglamentos farisaicos están por encima de la gente, por encima de la Comunidad, por encima de Jesús. Por eso, han decidido cerrar la parroquia y prohibir a tres sacerdotes de verdad que continúen celebrando su fe en comunidad.

Asamblea parroquial en San Carlos Borromeo (Entrevias, Madrid)

Condenados por ser hijos del Concilio Vaticano II. ¿Recordáis cuando Juan XXIII abrió las ventanas para que el Espíritu sacudiera el Vaticano? Ya no queda casi nada de aquello. Paso a paso, en Roma no han hecho más que marchar hacia atrás. Mientras se prohibe escribir a Jon Sobrino y a los teólogos de la liberación, vuelve la misa en latín. El Vaticano del siglo XXI cada vez se parece más al del XIX. Curas perseguidos por celebrar la Eucaristía sin casulla, en pantalones vaqueros. Estigmatizados por compartir el pan (el pan nuestro de cada día). ¿Qué importa que esta parroquia haya estado batallando durante décadas contra la pobreza, la marginación, la droga…? Sólo importa vestir de romano y usar obleas para comulgar. Me resulta difícil de entender: tal vez porque yo también he comulgado con pan de verdad en celebraciones en comunidad.

No reconozco en los perseguidores a la Iglesia de Jesús. En cambio, entre los perseguidos, me resulta más fácil encontrarla. Iglesia significa asamblea. Y en San Carlos Borromeo han tenido la virtud de saber construir una comunidad, una comunidad cristiana, donde los sacerdotes son los primeros en servir, pero no tienen por qué ser los primeros en mandar. Esa comunidad hoy es una asamblea, una asamblea parroquial, el pueblo de Dios en marcha, defendiendo a sus pastores, defendiendo su comunidad, cuando el proyecto de Jesús se ve atacado desde cómodos despachos obispales por unos sepulcros blanqueados. Sí, en Enrique de Castro, en Javier Baeza y en Pepe Díaz veo a Jesús. En esa asamblea a la que se han entregado las llaves de la parroquia veo al pueblo de Dios.

Sin embargo, en los Obispos que pregonan el odio desde su emisora de radio, que piden el voto para la derecha más dura de los últimos treinta años, que se preocupan de la unidad de España y olvidan a los pobres y a los que sufren, que persiguen a las comunidades más comprometidas con la gente… en esos no veo el mensaje de Jesús. Más bien el de Saulo antes de caerse del caballo.

About these ads
Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a La Iglesia perseguida

  1. entrenomadas dijo:

    Necesario y hermoso post el de hoy. Realmente es indignante lo que está ocurriendo. Perseguir a Jon Sobrino, a Enrique Castro y sus compañeros.¿Qué clase de locura es está? El mundo al revés y con la peor costura.
    Un abrazo,

  2. MAGO dijo:

    Gracias por tu artículo, tan lleno de verdad. Esta iglesia me está haciendo sentir muy poco iglesia. Esperemos que se conviertan, al igual que le pasó a Pablo y tantos otros. Todo mi apoyo y solidaridad a los que viven y encarnan el mensaje de Jesús, del Jesús de los pobres, del Dios amor, vivo en el pueblo.

  3. NUEBA RASMIA dijo:

    Un artículo mágnifico. Yo me siento muy identificado e involucrado con “esta iglesia” que comentas (gente secilla y normal, con los pies en el suelo, y no en un altar). De hecho acabo de regresar, tras vivir la Pascua Joven 07, con “LOS JÓVENES CON UN MISMO SENTIR PASIONISTA”, grupo jóven al que, también, pertenezco. Nosotros comulgamos muy poquito con lo que dice “la santa gerarquía de Ureña y Cía”
    Con tu permiso lo copio y pego.
    Un saludo

  4. Marisa y Jota dijo:

    Feliz Pascua de Resurrección compañero… Gracias por el artículo. Cada vez son más estrechos los resquicios, las grietas del muro en el que quieren encerrar las “otras voces”… Pero ya se sabe que por cualquier grieta el Espíritu se cuela…Cada vez están más lejos, son más ajenos… y nos importan menos. Es inútil ponerle diques al mar. Gracias a Dios.

  5. Ana y Eusebio dijo:

    Aupa compañeros. Volvemos a resucitar en todos aquellos que viven por ser mejores personas. Seguimos dando razón a nuestra esperanza gracias a aquellos que se sienten Pueblo de Dios. ¡A cuántos tendrían que cerrarnos los labios y arrancarnos el corazón!, para que se sientan seguros y tranquilos en el trono del poder. A otros no pudieron matarlos los escuadrones de la muerte y ahora quieren ahogar el grito profético de Jesús Liberador. Entaban.

  6. NUEBA RASMIA dijo:

    Nosotros, en la Pascua Joven Pasionista, esta que os comenté, EN LA CELEBRACIÓN DE LA VIGILIA ENTONAMOS “EL CANTO A LA LIBERTAD”
    Y es que parece que haya algo, que está csmbiando. No sé cual será ESE MOTOR DE CAMBIO

  7. elBetoCo!™ dijo:

    He de reconoixer que m’ha emozionau o tuyo articlo, Chesús; y o mesmo chuebes santo, cuan dende os suyos pulpitos charraban de fraternidat unibersal y d’estar cristianos, muitos tenébanos en mente a ixos cristianos de berdat que biben conforme a l’Ebanchelio. No se trata d’una guerra de bispes contra fiels, o mesmo Chesús l’abría refusau.

    Cal remerar que Chesús estió perseguiu per os sacerdotes chodigos. Güe, Chesús estaría perseguiu per os sacerdotes cristians, d’ixo no cal duda. Nomás cal que estar os Chesuses d’o siego XXI y treballar per o Reino, uns dende a politica, atros dende a soziedat, atros dende a propia Ilesia,…

    Y no cal perder l’asperanza, china-chana as cosas cambiarán, china-chana as cosas son cambiando… Y ixo ye o miraglo d’a resurrección.

    En fin, que me meto muito cristiano… ;)

    Felizes Pascsuas, salut y a plantar fuerte!

  8. joaquin Abad dijo:

    Querido compa: Me he alegrado mucho de tu artículo que comparte en toda su extensión. Ya estamos hartos de tanta persecuón y tanta mentira. El Dios de Jesús es otra cosa. Nos hace libres y como libres, que sepan que no podrán callarnos núnca, pues como decía Isaias “el tiempo se ha cumplido”, ya no nos creemos nada de lo que dicen y viven. Si en cambio estamos y estaremos con gente como los de entrevias que son ejemplo vivo de la Iglesia de Jesus.
    Un abrazo grande y pa lante.

  9. liberator dijo:

    Por fin he encontrado un blog donde se defiende desde la fe a la parroquia de Entrevías, en otros se acusa a la teología de la liberación de atacar con la violencia el fin de la pobreza, nada más incierto. Desde aqui, que veo más apoyo a mi fe en Cristo resucitado, he de apostillar que el conflicto que surge en Borromeo es entre iguales, entre miembros de una misma Iglesia y seguidores de un mismo Dios, la lucha de los sacerdotes de Entrevías durante 30 años no ha sido contra la jerarquía eclesial sino contra los poderes fácticos de este mundo que causan una profunda desigualdad entre pobres y ricos y generan grandes bolsas de marginación, antes que provocar un cisma una lucha contra la jerarquia se hace necesario un diálogo intereclesial con esta comunidad y una correlación de fuerzas. Un aplauso para estos sacerdotes que han sido capaces de generar dentro la humildad de los seguidores de Cristo, que es el verdadero liberador, la verdadera comunidad, con sus fallos y virtudes, que camina con codo con sus feligreses y atendiendo a sus esperanzas espera el día que nuestro Dios encarnado en Jesucristo vuelva para implantar la utopía del Reino de Dios, mientras tanto seremos testigos de la verdad y la esperanza de la victoria de los justos. Repito la lucha es contra los poderes económicos y políticos de este mundo, si hubiera sido contra la jerarquia, hace tiempo que se hubiera provocado un cisma. Rezemos y actuemos para implantar el Reino. Felicidades por la página. Jon Sobrino, ni Oscar Romero, ni Enrique de Castro, ni Ellacuría, ni Casaldáliga, ni Boff, ni Fray Betto, ni Gustavo Gutiérrez, ni Julio Lois, ni Helder Cámara, ni Tamayo, ni José ´María Castillo, ni González Faus… y así una interminable lista han cogido nunca una metralleta ni un arma, ni han optado por una Iglesia paralela, la respetan como seguidores de un mismo Cristo.

  10. Miguel de Parla dijo:

    Monseñor Antonio Mª Rouco Varela.
    Arzobispado de Madrid.
    monsherraez@planalfa.es

    Madrid, a 24 de mayo de 2007

    Mi nombre es Miguel Ángel Cuerva Alcántara, pertenezco desde 1.989 a la Comunidad San Carlos Borromeo, del barrio de entrevías en Madrid.

    Por esa fecha ya estaba descreído de la institución eclesiástica, mi propia experiencia en otros comunidades católicas y las continuadas incongruencias entre los evangelios y lo que públicamente dicen y hacen los máximos representantes de este organismo, hicieron que me fuera de la Iglesia para poder seguir viviendo mi fe con coherencia. Fue entonces cuando conocí la comunidad de San Carlos Borromeo, cuya labor, sencillez, humildad, ejemplo, acogida e igualdad, me hizo volver al seno de la Iglesia.

    De la persona que hoy soy, le debo mucho a esta comunidad, no sé si pretendían enseñarme algo, pues nadie me dio lecciones explicitas, pero sus vidas eran enseñanzas constantes.

    Así pues, Monseñor, una vez más, las altas jerarquías eclesiásticas, de la que es usted uno de los representantes, en su línea vuelven a dar un varapalo, que solo ustedes desde sus cómodos y ostentosos lugares de trabajo, absolutamente alejados del pueblo, de las personas, deben comprender; pero desde luego ello no responde en absoluto al bien de los católicos, ni de las comunidades, cuanto menos de los evangelios.

    Sabe Monseñor, a fuerza de buscar una explicación, creo que la he encontrado y es que nuestra comunidad, les pone en continua evidencia e igual que en la inquisición se le negaban los libros al pueblo, para que no tuvieran sabiduría y así, que este monopolio que ustedes manejan desde entonces, no se les fuera de las manos, cuando las gentes adquiriesen la cultura necesaria como para desenmascararles. Y claro, del mismo modo, ahora en la actualidad no pueden permitir que gentes insignificantes para ustedes puedan desde una humilde parroquia, seguir el ejemplo de Jesús y que con trabajo tan fiel al Evangelio y tan lejos de la Iglesia, de la Iglesia que ustedes construyen o destruyen, sea tan cuestionable todo lo que hacen, y más aún todo lo que no hacen.

    Usted apela al voto de obediencia de los tres sacerdotes, la comunidad apelamos a su conciencia, no a la actual con jerifalte de la Iglesia, sino a la que se le supone en algún momento, cuando sintió la llamada de Dios y que en nada se debe parecer a la de ahora.

    Monseñor, como el jefe de una gran empresa, usted ejecuta órdenes desde su despacho y espera sean cumplidas sin rechistar, de forma absolutamente dictatorial. No se digna en un acto de valentía a venir a dialogar con esta comunidad a consultar con nosotros, a tenernos en cuenta. Pero claro somos la parte más insignificante de su Iglesia, la más machacada, la no rentable, la que jamás podrá proporcionarle bienes materiales como esas otras por las que usted si de deja ver.

    No es nuestra liturgia lo que le molesta, es nuestra fe, nuestra manera de vivirla, porque somos lo que usted no es, porque hacemos lo que usted no hace. Se pone su disfraz de Obispo y se siente alguien, siente el poder y lo ejecuta. Nosotros vamos desnudos de mente y espíritu, lo que se ve es lo que hay, por eso no tenemos miedo, porque no tenemos de que escondernos.

    En nuestra comunidad hay quien creé en Dios, y los que ya solo creemos en las personas, unos y otros, unas y otras, a pesar de todo, le acogeríamos bien en nuestra casa de San Carlos Borromeo, esa que es tan humilde que quizá no esté a su altura, pero si a la altura de los evangelios. Esta casa es su casa y en ella le esperamos sin seguir su ejemplo, es decir, con respeto, con dialogo, con escucha, pero con opinión.

    Este es un escrito libre, del cual el firmante es el único responsable de su contenido, porque a pesar de que los sacerdotes de San Carlos Borromeo, nos están pidiendo, prudencia y calma, nosotros no tenemos voto de obediencia y tampoco hace falta pues ellos piden y no ordenan.

    Debería usted aceptar esta invitación y venir, tiene mucho que aprender de esta comunidad.

    No me crea tan ingenuo, sé que esto para alguien como usted, es solo papel mojado, que a estas alturas no hay quien toque su conciencia y desde su estatus uno debe estar ya acostumbrado a estar por encima de todo y de todos y todas. Pero como la nobleza de la Iglesia solo acostumbran a rodearse de aduladores, al menos que de cuando en cuando le llegue una humilde pero sincera opinión. Y auque no le importe en absoluto, de que llegue a sus manos, ya me encargo yo.

    Por último solo decirle, que yo, no me voy a olvidar de su nombre y que es posible que a usted comience a sonarle el mío.

    Miguel Ángel Cuerva Alcántara

  11. Iñaki dijo:

    Chesús, todo esto que dices está muy bien. Pero es necesario tener en cuenta varias cosas:
    La parroquia (me refiero al edificio en si) es de la Iglesia Católica, de su pertenencia.
    Por lo tanto, como uno en su casa, dicta sus normas.
    Pueden gustarte las normas o no, pero son las que hay, y tienes que acatarlas.
    En que se diferencia la Iglesia Católica de otras confesiones cristianas? Pues entre otras cosas en la obediencia al Papa… fijate tu que curioso: estos de San Carlos Borromeo ni obedecen al Papa ni leches. Es contradictorio decirse católico y no obedecer la autoridad papal en materia de fe y moral. Una de las verdades que mantiene la Iglesia católica es que cuando el Papa habla “ex catedra” en materia de fe o moral no se equivoca. Si uno es católico es porque reconoce la autoridad papal, sino es protestante u ortodoxo.
    Por cierto, que los curas de San Carlos no solo no acataban la autoridad papal, sino que, entre otras cosas, negaban la divinidad de Jesucristo.
    Vaya catolicismo, verdad? Pues no. Si uno se crea una religión a medida no se puede “adscribir” a la iglesia católica porque no comparte sus postulados.
    En fin, un saludo.

  12. Miguel de Parla dijo:

    Monseñor Antonio Mª Rouco Varela.

    Cardenal – Arzobispo de Madrid.

    C/ San Justo nº 2 28071 de Madrid.

    Parla (Madrid), a 14 de mayo de 2007

    El pasado 24 de abril, le envié un correo electrónico a: monsherraez@planalfa.es, así mismo le remití una carta de la que se acusó recibo el 4 de mayo de 2007 e igualmente en esta fecha el mismo escrito fue admitido por el registro de la Vicaría General, con número de entrada 345. Los tres con idéntico contenido y referidos al cierre de la Parroquia San Carlos Borromeo del madrileño barrio de Entrevías.

    Con motivo de alguno de estos tres comunicados o quizá por los tres, la semana pasada recibí correspondencia de su parte y como único contenido había un breve comunicado de presa, que se emitió desde la Oficina de Información del Arzobispado de Madrid con fecha 2 de abril de 2007 y publicado en Internet según consta (http://www.archimadrid.es/noticiasynovedades/comunicado03042007.htm).

    Con franqueza le diré que quede sorprendido, pues no esperaba recibir ningún tipo de respuesta de su parte. Ahora bien, habría deseado que esa respuesta hubiese sido un poco más personal, en el sentido de contestar a todo el contenido de mi oficio, pues en comparación de cuanto le expreso en el mismo, su respuesta se me antoja bastante ramplona. Cabría esperar de alguien de su posición una defensa de sus acciones, así como de las acciones de la institución a la que representa.

    Aun así y sin desistir de que ello se produzca, me limitaré a comentarle mi opinión respecto del mencionado comunicado de prensa, no si antes poner en su conocimiento, que cuando escribí lo enviado, ya tenía noción del mismo:

    En primer lugar, desconozco el contenido del artículo que publicó el diario El Mundo, por lo que no puedo valorar su exactitud.

    En segundo lugar, respecto a la decisión tomada por el Arzobispado de Madrid en el año 1.985, con respecto a las labores de la Parroquia, que creo que efectivamente fue así, y en relación con la actual decisión, que según dicen se hace con el parecer del Consejo Presbiteral y con la presunción de que el cierre de la Parroquia y la cesión a Caritas será mejor servicio social, le cuestionaré lo siguiente:

     No sé que pegas puede ponerle usted al servicio que actualmente se esta prestando en San Carlos Borromeo.

     Ni porqué piensa que Caritas puede mejorarlo.
     Tampoco entiendo que no se nos tenga en cuenta como comunidad. Y puesto que dice querer hacer lo mejor para la misma, por qué no le interesa que es lo que nosotros y nosotras queremos. Por qué no nos respeta, por qué somos invisibles para usted, por qué esa indiferencia para con nosotros y nosotras.
     ¿Por qué ha de decidir por nosotros y nosotras donde queremos estar, donde queremos desarrollar nuestra labor social o donde queremos ser ayudados o donde queremos celebrar la eucaristía?.
     ¿Bajo qué criterio se toma ese tipo de decisión?.
     Desde que ha tomado la misma, ¿no tiene constancia sobrada de que no solo la gente que conformamos la comunidad, sino todas las personas, comunidades y grupos que la conocen y se solidarizan y que incluso transciende nuestras fronteras, quieren que San Carlos Borromeo permanezca tal cual?.
     ¿Es que la Iglesia no está al servicio del pueblo?.
     ¿Es que su puesto le da derecho a desoír todas las peticiones que por distintos medios y ámbitos, se le están haciendo en contra del cierre de San Carlos Borromeo?.

    La humildad y la rectificación, son valores cristianos. Monseñor, de ejemplo, reconozca humildemente su error y de marcha atrás en su equivocada decisión.

    Una vez más le solicito que venga a San Carlos Borromeo, a conocernos, a escucharnos, a mezclarse con nosotros y nosotras, a recibir información de primera mano. Concíliese con esta comunidad, donde hasta alguien como, usted que no muestra tenernos la más mínima consideración, será bien recibido.

    Ojala esta vez su respuesta sea la vuelta a la cordura y ceje en su empeño, o al menos se digne a visitarnos y por lo menos que esta vez se implique en sus respuestas contestando a mis cuestiones.

    Fdo.: Miguel Ángel Cuerva Alcántara

  13. opusprima dijo:

    Sólo hay una Iglesia, la Iglesia de los Hijos de Dios. Deberíamos ser todos más conscientes de lo que significa ser católico… parece que todos estamos dispuestos a juzgar a los demás… antes de ello, sería bueno rezar un poco… en el fondo es lo que nos falta a todos aquellos que andamos en disputas… como si la fe en Dios se pudiera medir… sólo Dios tiene contados los cabellos de cada uno.

    Saludos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s